Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 28 de febrero de 2021
  • Actualizado 02:00

TUDELA

Un vídeo pone de relieve la aportación de los fondos europeos a la capital ribera

En el mismo se explica la evolución del Paseo de Pamplona y su reconversión y recuperación tras las obras recientemente ejecutadas dentro de la estrategia EDUSI.

Javier Munárriz, vecino del Paseo Pamplona de Tudela, es uno de los protagonistas del vídeo titulado ‘Paseo de Pamplona. Pasado, presente y futuro’
Javier Munárriz, vecino del Paseo Pamplona de Tudela, es uno de los protagonistas del vídeo titulado ‘Paseo de Pamplona. Pasado, presente y futuro’
Un vídeo pone de relieve la aportación de los fondos europeos a la capital ribera

El Ayuntamiento de Tudela a través de este vídeo da cumplimento a una de las obligaciones comunicativas impuestas por el Ministerio por ser una de las localidades que están recibiendo ayudas comunitarias a través de los fondos Feder.

En concreto y como es sabido, el Ayuntamiento de Tudela va a recibir por la ejecución de estas obras, cuyo importe total ha sido de 829.648,32€ iva incluido, el 50% de los 600.000€ cofinanciados por FEDER en el marco del programa operativo plurirregional de España 2014-2020.

En el vídeo titulado ‘Paseo de Pamplona. Pasado, presente y futuro’ se da un repaso a la evolución de esta zona de Tudela desde principios del pasado siglo XX hasta la actualidad, apuntando también las futuras obras de la segunda fase aún pendiente de ejecutar, mediante la aportación gráfica del fondo de Nicolás Salinas, Gabinete de Alcaldía y de otros particulares como Ladis Aranda y la fotógrafa Blanca Aldanondo que ha cedido parte de su colección particular. 

En el mismo y además de los redactores del proyecto Manolo y Curro Blasco (Blasco Esparza Arquitectos) que explican técnicamente las obras recientemente terminadas, aparece la opinión de varios ciudadanos sobre la actuación urbanística y el cambio que ha supuesto la obra, junto a las declaraciones del concejal delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible Zeus Pérez y el alcalde de la ciudad Alejandro Toquero.

Las obras, con un plazo de construcción inicial de 8 meses, con dos más de ampliación debido al retraso de los suministros por el estado de alarma nacional han consistido en una actuación global en una superficie aproximada de 6.400 metros cuadrados. Además de regenerar y reurbanizar uno de los accesos a la ciudad y un espacio urbano céntrico y de gran afluencia que se encontraba en un estado de conservación lamentable, y de renovar las redes existentes, el proyecto ha dado protagonismo al peatón, duplicado la superficie de las aceras y creando zonas de descanso peatonal con árboles y bancos. Al mismo tiempo que se ha regularizado el tránsito de vehículos de la zona de manera más coherente.

Del vídeo, costeado también gracias a los fondos europeos, realizado por la empresa Escorzo se han hecho dos versiones, en HD y en baja resolución para su difusión por Wasap y redes sociales que cumplimentarán las obligaciones marcadas en el Plan de Comunicación EDUSI que exige la difusión del papel y el trabajo desarrollado por la C.E.E a través de sus estrategias.

Una vez concluidas las obras de esta primera fase, el Ayuntamiento trabaja ya en la licitación inmediata de las obras de la Fase II que se iniciarán este año, con un presupuesto de licitación total, iva incluido, de 1.275.616,12€, y que abarcarán el resto del Paseo de Pamplona (números impares) hasta la rotonda existente.

El Paseo de Pamplona

Tal y como apunta Jesús Martínez Escalada en su libro “La historia de Tudela contada por sus calles, Tudela, 1999”, el actual Paseo Pamplona está situado en el límite entre la ciudad antigua y el ensanche. Ha sido un enclave de cierta importancia para Tudela, puesto que enlazaba la antigua Puerta de Zaragoza (actual Plaza de las Tres Culturas) con el puente sobre el Ebro, y era atravesado por el Camino Real de Zaragoza a Pamplona.

En su origen formaba una unidad física con el actual Paseo del Prado, paralelo al río Ebro, hasta la construcción del puente del ferrocarril, en principio, y la remodelación urbana de los años 70, que los separaron tanto física como morfológicamente. El primer tramo, desde la Puerta de Zaragoza hasta el puente del ferrocarril, sería la actual calle, aunque en los planos de la época (como el que fue incluido en el Atlas de Ciudades Españolas de Coello) siempre aparece nombrado como “Paseo del Prado”. 

Por el centro de la calle y en su mismo sentido fluye el río Queiles, oculto bajo el asfalto, que desemboca en el Ebro varios metros más al este. Hasta su cubrimiento, en 1970, el río dividía la ciudad entre el Casco Antiguo y la ciudad moderna, y era necesario utilizar varios puentes para cruzarlo. El río sufrió varias crecidas a lo largo de la historia lo que, unido a su insalubridad, siempre produjo un rechazo histórico en los habitantes de Tudela.