Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 22 de febrero de 2020
  • Actualizado 04:52

CASTEJÓN

Victoriana Ramos expone parte de su inmensa colección de abanicos en Castejón

Victoriana Ramos expone parte de su inmensa colección de abanicos en Castejón

La Sala de Exposiciones Mujeres del Ferrocarril del Museo de Castejón acoge, hasta el próximo día 8 de enero, la exposición temporal 'La historia del abanico', una colección de la castejonera y vecina de 87 años, Victoriana Romanos.

Numerosos vecinos y vecinas han felicitado efusivamente a Victoriana Romanos por su trabajo de recopilación durante varios años, de cerca de 3.000 abanicos de los que se han expuesto alrededor de 200 como más representativos.

En el acto de inauguración, el alcalde de Castejón, en nombre del museo y de todo el personal, entregó a Victoriana Romanos una maceta con una flor de Pascua. Un detalle que emocionó a la protagonista e impulsora de esta interesante muestra.

El origen del abanico

Si miramos hacia atrás, se tiene constancia de la existencia del abanico ya entre las civilizaciones egipcia, babilónica, persa, griega y romana,pero parece ser que el verdadero origen del abanico está en China, donde la tradición remonta su aparición al año 2697 a de C. Aunque en Occidente se introdujo como un artilujio para usar durante la liturgia cristiana, y de esa manera proteger a la Eucaristía de insectos, posteriormente pasó a ser utilizado por las clases altas, convirtiéndose en un complemento imprescindible en la etiqueta de gala de la alta sociedad del siglo XIX.

Como curiosidad, la Casa Real de Tailandia tiene un abanico entre los elementos que forman parte de la regalía que representa la autoridad regia del monarca. Actualmente es habitual ver como siguen utilizándolo miembros de la nobleza y de algunas casas reales tanto cuando visten de gala, como cuando lo hacen de calle.