Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 06 de abril de 2020
  • Actualizado 16:56

TUDELA

UPN aprueba en pleno la nueva organización municipal

UPN aprueba en pleno la nueva organización municipal

La aprobación del nuevo organigrama municipal por el que se regirá el Ayuntamiento y que afecta a la práctica totalidad de la plantilla del Consistorio (sólo ha quedado fuera del estudio la Policía Municipal) fue uno de los puntos más polémicos de los tratados en el pleno celebrado el pasado viernes.

Presupuestos

Varios trabajadores a los que les afecta esta medida se personaron en el salón de plenos del ayuntamiento con carteles en los que pedían la retirada de este punto del orden del día. Y es que, durante los días previos a la celebración plenaria, cerca de 60 personas mostraron su “disconformidad” con la nueva valoración de los puestos de trabajo del personal del Ayuntamiento. En concreto, se quejaban de la falta de información y participación del personal en la elaboración del citado estudio, así como “los agravios e injusticias” que provoca entre los trabajadores, ya que como reconoció el propio alcalde, Luis Casado, le reducirá el sueldo a 23 personas, mientras que se incrementarán los complementos al resto de la plantilla (los funcionarios incluidos en el estudio son 259). Además, solicitan “que se eliminen los subniveles, igualando al alza los salarios por nivel y en el que se garantice el acceso de las personas con falta de formación académica, como lo está actualmente”, y es que ahora sólo podrán acceder a un puesto municipal aquellos que tengan, como mínimo, el título de la ESO, Graduado Escolar o FP1. El edil no adscrito, Mariano Cerezo, tras recordar que el 80% de los trabajadores se muestran disconfomes con que “se decida por ellos” criticó que en un momento de crisis “no podemos salir a la sociedad con subidas salariales del 16%, 14% y 4%. Eso es indefendible”, afirmó. Desde el PSN también recordaron que una de sus condiciones era que el estudio -realizado por el Instituto Navarro de Administración Pública- contara con el mayor apoyo posible “y no lo hay”, recordó. NaBai, por su parte, pidió que se atendieran las alegaciones presentadas por los trabajadores.

Tras un largo e intenso debate, el pleno también aprobó los presupuestos para 2009. Fruto de un pacto entre el equipo gobernante (UPN) y el mayoritario de la oposición (PSN), se hicieron efectivos a pesar de una enmienda a la totalidad presentada por NaBai y las críticas de Mariano Cerezo, quien afirmó que las cuentas “carecen de credibilidad”. Objeto principal de las acusaciones de la oposición, Manuel Campillo (PSN) reiteró que, a pesar de prestar su apoyo “para mejorar el presupuesto que saldría si solo UPN lo hubiera realizado”, estos “no eran sus presupuestos”, aunque defendió con ahínco unas cuentas calificadas por el alcalde como “buenas, ajustadas y de un marcado carácter social”. En su enmienda, NaBai califica los presupuestos, “en algunos casos, de inflados para poder dar cobertura al presupuesto de gastos y, en otros casos, elaborados en base a tasas injustas o poco justificadas”.

En total, son 55 millones de euros que incluyen actuaciones como el arreglo de los chorros de la piscina cubierta (300.000e), un nuevo embarcadero en el Ebro (100.000e), poner una línea de autobús circular por la tarde (60.000e), ampliación de una hora el horario de una escuela infantil (20.000e) y más personal del Servicio de Atención a Domicilio el fin de semana (20.000e).