Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 06 de abril de 2020
  • Actualizado 17:16

TUDELA

Una mirada al pasado

Pero quienes más saben de los cambios que han presentado las fiestas a lo largo de la historia son nuestros mayores. Por ello, nos hemos acercado hasta la Asociación de Jubilados La Ribera, ubicada en la céntrica Plaza Padre Lasa del Barrio de Lourdes y hemos hablamos, largo y tendido, con varios tudelanos; Anastasio Cascán, 81 primaveras; Mª Esther García, 71; Joaquín Torres, 66; Lola Huguet, 69 y Pedro Sánchez, de 67.

- ¿Cómo recuerdan que eran antes las fiestas de Santa Ana?


(Esther García) Antes las fiestas eran más limpias que las de ahora. En el cohete no se tiraban huevos, ketchup, azafrán… eso ha sido una moda que nos ha venido de Pamplona. Además, yo recuerdo que las fiestas se vivían, en mi época joven, en lugares cerrados y con menos participación, mientras que ahora se organizan muchos actos y la mayoría de ellos se desarrollan en la calle, e incluso nos hacen partícipes a los vecinos del Barrio de Lourdes y también se nota que hay más gente.


(Lola Huguet) También recuerdo que el cohete se lanzaba en la Plaza Vieja, sede del Ayuntamiento. Con el paso de los años se quedó pequeña, por la afluencia de público, y se trasladó hasta su emplazamiento habitual, en la Plaza de los Fueros, que puede albergar a más público. Desde el Ayuntamiento, se organizaban comidas populares, como un año que repartieron caracoles. Las charangas también tenían un papel fundamental en el desarrollo de las fiestas. Sólo había tres o cuatro, como las peñas existentes por aquel entonces, pero animaban mucho con su música. Estaban todo el día recorriendo las calles de la ciudad.


(Pedro Sánchez) Las fiestas no duraban siete días como hoy, sino que era el día del cohete, Santiago y Santa Ana, un día más de propina... y deja de contar.


(Joaquín Torres) Recuerdo que en aquella época teníamos muy poco pero las fiestas las celebrábamos muy bien. Los jóvenes ahorrábamos durante todo el año para tener algo de dinero para las fiestas. Entonces eran unos días muy animados, porque tenías más dinero para gastar. Recorríamos las calles con las charangas, íbamos a la Plaza Nueva a bailar… nos lo pasábamos estupendamente.

- ¿Qué es lo que más le gusta de las fiesta y cómo las vive?


(Lola) Me encantan los encierros, el cohete, vestirme de navarrica… pero las vivo con más tranquilidad que antes.


(Esther) Lo mejor de las fiestas son los encierros, las corridas de toros, la procesión a Santa Ana y la gigantada. Aunque vamos a lo que podemos porque asistir a todos los actos nos agota a nuestra edad.


(Anastasio) Los almuerzos, la música, los bailes… me gusta todo y acudo siempre. En mis años jóvenes ibas a las verbenas a bailar o charlar con los amigos. En la actualidad está la música de las orquestas tan alta que no hay más que ruido, y no hay quien pueda soportar estar mucho tiempo de cuerpo presente allí. Pediría que bajasen un poco el volumen