Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 22 de septiembre de 2020
  • Actualizado 22:24

TUDELA

Un hotel con mucho encanto

Un hotel con mucho encanto

Atención personalizada

Con más de 6 hectáreas de jardines y bosques, la Hospedería Nuestra Señora del Villar de Corella ofrece a sus clientes un excelente servicio de confort y tranquilidad, además de una notable cocina y una atención al cliente absolutamente personalizada.

La Hospedería, situada a 1 km del centro histórico de Corella y junto al Santuario de la Virgen del Villar, acoge habitualmente todo tipo de celebraciones, banquetes y eventos. Su salón comedor tiene capacidad para 120 comensales, pero también cuenta con otras salas para celebraciones más pequeñas. Asimismo, la Hospedería está equipada con diferentes salas multiusos para reuniones de empresa, conferencias, charlas, exposiciones, retiros espirituales, y todo tipo de eventos sociales.

Además de su servicio como restaurante, la Hospedería cuenta con 52 habitaciones totalmente equipadas, salones sociales de TV y DVD, servicio de lavandería, una pequeña capilla y un oratorio. Las habitaciones cuentan con Wifi gratuito, mini-nevera, aire acondicionado, calefacción, TV digital, hilo musical y caja de seguridad.



Todo ello hace que El Villar sea un lugar privilegiado para poder cualquier tipo de celebración, ya sean comuniones, bodas, bautizos, bodas de plata y oro, comidas de empresa o cumpleaños, entre otros muchos.

Cocina tradicional e innovadora

Si algo caracteriza a la Hospedería de El Villar es la magnífica y exquisita atención personalizada a sus clientes. En palabras de una de las responsables de organización de eventos, Miriam Rubio, “aquí el cliente se debe sentir como en su casa, puede elaborar sus menús según sus gustos y necesidades, elegir el salón que más se adapte a su celebración, e incluso, como nos ha ocurrido en alguna ocasión, reservar todo el hotel, habitaciones incluidas, para celebrar una magnífica boda con sus familiares y amigos sin tener que salir de nuestras instalaciones en todo un fin de semana, ya que pueden contar con las habitaciones para alojar a su invitados y los diferentes salones para celebrar el banquete, colocar un servicio de ludoteca infantil, discoteca para los adultos y todo tipo de servicios de los que quieran disponer”.

Hasta la fecha, El Villar ha acogido numerosas comuniones, bodas y bautizos, en los que todo su personal ha cuidado con mucho mimo cada detalle de “ese día de fiesta, para que quede señalado en el calendario de sus vidas”. Los bautizos y las comuniones puede que sean lo más solicitado en El Villar, precisamente por la gran amplitud de sus jardines, “donde los más pequeños pueden disfrutar con sus juegos, el campo de fútbol, la ludoteca infantil, la piscina, hinchables que les colocamos para las celebraciones y unos pequeños estanques con peces y tortugas, que hacen la delicia de los peques de la casa”, añade Rubio.

Una de las grandes virtudes de esta Hospedería es su cocina tradicional. “Nuestros cocineros elaboran todo tipo de platos típicos navarros y corellanos, desde el calderillo, a la tomatada, o el cardo de Corella. Pero también intentamos innovar en nuestros menús, incluyendo todo tipo de pescados, carnes, verduras de temporada, postres caseros o los mejores caldos navarros, entre una gran variedad para la elección del cliente”, continúa Miriam Rubio. “Con total tranquilidad, el cliente puede acercarse a nuestras instalaciones, solicitar menús según sus gustos, incluir aquello que le apetezca, en definitiva, elaborar su menú a la carta”.

Pero no sólo las bodas y las comuniones son las únicas celebraciones que acoge El Villar. El lugar está totalmente preparado para recibir cualquier celebración familiar, reuniones de empresa, convenciones, congresos, retiros espirituales, conferencias, asambleas, cursillos, jornadas, talleres, o actividades culturales y deportivas. Su amplio aparcamiento para turismos y autobuses le permite acoger a grandes grupos de personas, que pueden venir a pasar un fin de semana turístico visitando la zona de la Ribera, o a celebrar cualquier tipo de evento social que estime oportuno y que desde El Villar le organizarán con gran detalle y esmero.