Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 23 de febrero de 2020
  • Actualizado 02:52

¿Qué tienen en común Zara y Burberry aparte de la moda? Algo que no esperábamos

Cuando una empresa decide hacer rebranding ha de meditarlo seriamente pues esto puede ser tan positivo como negativo.

 

ShopiES_febrero_1-01
ShopiES_febrero_1-01
¿Qué tienen en común Zara y Burberry aparte de la moda? Algo que no esperábamos

Cuando una marca está plenamente asentada en el mercado y tiene una legión fiel de seguidores, cambiar su logo puede ser un tanto arriesgado. De hecho, una de las máximas que se recomienda en el diseño logos es pensar en un símbolo que no se tenga que cambiar con el paso del tiempo.

Pero marcas emblemáticas como Burberry han apostado por el rebranding, con el fin de modernizar su firma. Los logos tienen que representar los valores que inspiren a las marcas, su estructura de negocio y su ética. Es por ello que marcas como la mencionada se llevan años trabajando en el diseño de sus logotipos, con grandes profesionales que ponen todos sus esfuerzos en crear un branding con el que los consumidores pueden sentirse identificados a simple vista.

¿Qué pretenden las grandes marcas al cambiar de logotipo?

Lo que suelen buscar las firmas cuando cambian sus logotipos es su propia evolución dentro de un mercado que cambia sin parar, y mantener su posición en el mismo, eliminando de esta manera cualquier asociación negativa que pudiera dárseles a sus logos anteriores. Y es que nada como hacer logos certeros para transmitir un mensaje acerca de una marca.

Inditex apuesta por la renovación de una de sus firmas a través de su logo

Otra marca que ha sorprendido en este sentido ha sido Zara, quien, en plenas rebajas, cambia de logo por tercera vez en su historia. Probablemente una de las razones de este cambio de logotipo podamos encontrarla en que el año pasado cambió el valor de marca hasta alcanzar los 18.573 millones de dólares.

Dicho cambio se debe a su vez al relanzamiento de su página web, que amplió su tienda online el pasado mes de noviembre, extendiéndola a 106 mercados más. Sin embargo, el cambio de logo no parece haber agradado a todos. Usuarios de Twitter se han hecho eco de la noticia, manifestando que el nuevo logo de Zara no termina de convencerlos.

Algunas voces apuntan a que el nuevo logotipo de la marca de Inditex ha perdido legibilidad, si se compara con el que se creó en 2010 y que se mantenía hasta el momento, cuya máxima era el minimalismo. Otras señalan que se parece en demasía al de la revista “Harper’s Bazaar”. Comoquiera que sea, Zara dio uso a su nuevo logotipo en su colección Zara Studio, y se propone ahora extenderlo a toda la casa.

Lo cierto es que se nos pasó por alto que este cambio llevaba tiempo ya en gestación y en práctica ante nuestros ojos, ya que después de presentar distintos modelos en los que el logo de la casa se lucía con tanto orgullo como los logotipos de firmas de alta gama, no nos dimos cuenta de que ese logo era el mismo que ahora se ha presentado de forma oficial.

Un clásico de la moda inglesa que se lanza a la innovación

Tal como apuntábamos líneas atrás, Burberry se propone relanzar su firma con tintes más modernos a través del rebranding. Lo ha hecho inspirándose en señas icónicas de firmas de siempre y en la vuelta de sus logos. El resultado ha sido excelente, porque ha llevado a la marca al auge una vez más.

Burberry tiene un tanto a su favor demasiado importante, que es el hecho de que su estampado sea uno de los más famosos y deseados en todo el mundo de la moda. Aun así, la marca británica no se ha conformado con ello, y ha decidido arriesgar, dando un paso al frente hacia la salida de su zona de confort.

Como decíamos, los resultados no han podido ser mejores, ya que, sin ir más lejos, la propia Beyoncé ha apostado por la firma homenajeando a su popular estampado, poniendo de manifiesto que Burberry está en el top y que son muchas las personas influyentes dispuestas a darle el lugar que merece.

La revolución llegó de la mano del relevo de Christopher Bailey por parte de Riccardo Tisci, quien se ha hecho con el timón de la firma como nuevo director creativo. Su experiencia viene avalada por el desempeño del mismo cargo en la marca francesa Givenchy. El inglés Bailey había trabajado para la marca de 2013 a 2017, pero la llegada del italiano huele a un soplo de aire fresco en las bases estéticas de Burberry.

Y el comienzo del cambio ha llegado con el de logotipo. Después de dos décadas sin absolutamente ninguna variación estética, Tisci ha tomado la decisión de cambiarle el color. Para ello ha contado con la ayuda inestimable de Peter Saville, diseñador gráfico de prestigio que ha colaborado con otras grandes firmas de la talla de Calvin Klein.

Una de las novedades principales con las que no has sorprendido Tisci es anunciando la colaboración de la marca con Vivienne Westwood, su gran ídolo. Este trabajo mano a mano ha hecho que se incrementen las cifras de ventas de Burberry, al punto que la prensa especializada calcula sus beneficios en torno a los 479 millones de libras, es decir, casi 535 millones de euros.