Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 08 de abril de 2020
  • Actualizado 04:51

Teletrabajo en tiempos de crisis

El brote de coronavirus (Covid-19), además de ser un desafío para los trabajadores de la salud, también lo es para otros entornos laborales.
La modalidad del teletrabajo se ha convertido en un aliado en los tiempos de crisis
La modalidad del teletrabajo se ha convertido en un aliado en los tiempos de crisis
Teletrabajo en tiempos de crisis

La modalidad del teletrabajo se ha convertido en un aliado en los tiempos de crisis, como el que ocurre actualmente en los países afectados por el coronavirus. Pero esta modalidad de trabajo cuenta con numerosas ventajas con respecto al empleo presencial: se puede conciliar la vida personal y laboral, la relación entre el tiempo y la productividad es mejor y se reducen los costes para las empresas. 

Enan López, de la agencia White Rabbit, explica: "algunos de nuestros clientes ya han establecido planes de contingencia para permitir que sus trabajadores puedan teletrabajar y ayudar así a contener la expansión del coronavirus". Y agrega: "las posibilidades que nos da la tecnología y las diferentes demandas de uso, nos permiten seguir adelante desde cualquier espacio y dispositivo".

El networking, la herramienta perfecta

A lo largo de los últimos años, la oportunidad de trabajar desde casa ha ido creciendo gracias a la aparición de nuevas tecnologías y el networking. Actualmente existen infinidad de aplicaciones que permiten tener conferencias con varias personas, trabajar documentos online, compartir pantalla o enviar archivos de calidad.

"Existen herramientas como Google Suite, Microsoft Office 365, Dropbox, que nos permiten trabajar desde cualquier lugar del mundo, en tiempo real y de forma exitosa", afirma López. "El teletrabajo es viable y sin necesidad de contratar proveedores externos.  Los servicios en la nube y gratuitos posibilitan todos los procesos de trabajo de forma no sólo efectiva, sino también económica y productiva", finaliza.

En este contexto, existen algunas claves que ayudan a que el teletrabajo genere igual o más productividad como si se realizara desde las oficinas de las empresas:

  1. Trabajar con aplicaciones digitales que permitan acotar la distancia entre las personas, como Skype, Hangouts u otros programas de videoconferencia y chats online.
  2. Utilizar herramientas colaborativas para evitar la comunicación y el trabajo solo por email. Google Drive, Microsoft Teams, Asana y Trello, el tablero de tareas compartido, son los grandes gestores de colaboración.
  3. Mantener el diálogo constante con el grupo de trabajo. De esta forma los procesos se volverán más ágiles y los resultados más positivos.

Una alternativa ante la crisis

Lo importante es encontrar soluciones prácticas ante las situaciones de crisis, sobre todo cuando afecta a los distintos sectores de cada país. El trabajo en equipo, aunque sea remoto, es la clave para gestionar los momentos de crisis de una forma razonable. Los desafíos suponen, entonces, pequeños cambios para adaptarse a la etapa de transición, manteniendo la confianza, la comunicación y, así también los resultados.

Digitalizarnos de forma correcta durante los momentos críticos, nos permite ser competitivos y eficientes. Podemos esperar que la crisis nos supere, o disponernos a vencerla, adaptándonos a los medios digitales, continuando con las gestiones diarias y dando lo mejor de cada equipo para salir adelante.