Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 09 de marzo de 2021
  • Actualizado 02:09

TARAZONA

Sistema de control on-line del patrimonio histórico

1164789530.jpg
Sistema de control on-line del patrimonio histórico

La empresa Restauroegea, de Ejea de los Caballeros, ha desarrollado un sistema on-line de telecontrol del patrimonio histórico-artístico que detecta posibles daños en los monumentos, a través de un programa informático de visualización y recopilación de datos en tiempo real.

Funcionamiento

En el desarrollo de este sistema, que ya se aplica de forma experimental en la Iglesia Parroquial de El Salvador de Ejea, han intervenido ingenieros informáticos de la propia empresa, de la Escuela Politécnica Universitaria de La Almunia de Doña Gomina y de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas de Madrid. La empresa promotora ha trabajado los últimos cinco años en el desarrollo de este sistema de vigilancia en el que han participado diez especialistas. El coste de investigación y desarrollo del mismo ha ascendido a 240.000 euros “que han sido costeados por nuestra empresa, excepto 18.000 euros de una subvención que nos concedió el Grupo de Acción Local ADEFO Cinco Villas”, señala Fernando Pérez, gerente de Restauroegea, quien ha añadido que “el 80 por ciento de los beneficios se destinan a I+D”.

El programa informatico está ideado para que alerte del momento en que los umbrales de los valores registrados, que se reflejan en el monitor, sobrepasan los parámetros de normalidad. En cuyo caso procede al envío de un correo electrónico o mensajes SMS para que pueda ser verificada y tratada en tiempo récord. Así mismo, el sistema web permite una tele-vigilancia en tiempo real de todos los parámetros que se acumulan en una base de datos, posibilitando el análisis global de las patologías a lo largo del tiempo. Algunos de los parámetros medibles se refieren a la humedad o a la contaminación.

Desde la gerencia de Restauroegea, Fernando Pérez ha considerado que, dado que “las intervenciones en restauración han de ser las mínimas para evitar la desvirtualización de los monumentos”, el mantenimiento preventivo que se consigue con el programa en cuestión se convierte en su principal atractivo, reduciendo costes de una forma espectacular. “Realizamos un trabajo de vigilancia y conservación antes de que se produzca el daño, partiendo de la base de que trabajamos por y para la salud de unos edificios y obras de arte muy longevos”, dice.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad