Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 28 de marzo de 2020
  • Actualizado 15:00

TUDELA

¿Qué hacer con San Nicolás?

¿Qué hacer con San Nicolás?

Las obras de consolidación de la antigua iglesia de San Nicolás finalizarán aproximadamente en mayo de 2015. Para entonces, la comisión que ha comenzado a trabajar ya debería tener sobre la mesa una lista de ideas de las que, en teoría, saldrá el futuro uso que se le dará al edificio ya rehabilitado.

Han sido varias las ideas que, de momento, son vagas e inconcretas, pero que han surgido a través de la opinión popular o de la mano de expertos del ámbito del urbanismo y la arquitectura. No obstante, todo empezó con la adquisición del edificio por parte del Ayuntamiento de Tudela con un proyecto que no acabaría cuajando debido a la acuciante crisis económica.

Ampliación del CC Rúa

2007 fue el año en el que el consistorio llegó a un acuerdo con el Arzobispado para comprarle el edificio, desacralizado 30 años atrás. El plan del equipo de gobierno de entonces tenía un objetivo claro: trabajar en la reforma del desgastado templo para confeccionar una ambiciosa ampliación del Centro Cívico Rúa. Por aquel entonces, se insistía en que las instalaciones de este centro se habían quedado pequeñas, e incluso se preveía  alumnos de la escuela taller se encargasen de realizar las pertinentes reformas en el templo, para así fomentar la inclusión laboral.

El proyecto se fue aparcando paulatinamente, más aún después del Plan de Saneamiento que el consistorio comenzó a implementar en 2010 y que a día de hoy, pese a que la deuda se va amortizando ejercicio tras ejercicio, continúa siendo un obstáculo para acometer inversiones. No está claro si se retomará esta propuesta en la recién estrenada comisión.

Mesa redonda de marzo 

El mal estado de ciertas partes de la iglesia, como las cubiertas, unido al enorme desgaste del edificio debido a diversos factores (falta de mantenimiento, anidamiento de cigüeñas, etc.), comenzó a propagar sus efectos negativos. Los desprendimientos de cascotes de la zona de la torre y el tejado han sido esporádicos pero constantes desde 2013 en adelante.

En julio de ese año, cayó a la plazoleta un nido de cigüeñas de grandes dimensiones. Hubo nuevos desprendimientos en enero de 2014. La Asociación de Vecinos del Casco Antiguo de Tudela (AVVCAT) ya había comenzado a reivindicar años atrás mayor cuidado y atención por parte del Ayuntamiento. Para más inri, promovió la celebración de una mesa redonda con técnicos de áreas diversas (arquitectura, abogacía, economía, etc.) en marzo pasado.

El Palacio Marqués de San Adrián albergó la cita, que generó gran expectación y de la que salieron numerosas propuestas sobre las actuaciones a realizar y, cómo no, sobre su futuro uso. El arquitecto Miguel Carasusán, director de la ORVE de la Ribera y miembro de la actual comisión, habló sobre la posibilidad de  hacer una casa de artesanos, con talleres en la planta baja y viviendas en las dos superiores.

Otra idea la aportó José Ignacio Zuazu, también arquitecto y además vecino del Casco Antiguo, quien habló de crear un atrio cubierto en el que prevalecieran la torre y los capiteles. Tambiçen hubo voces como la de Jesús Mª Ramírez, abogado urbanista, quien puso de manifiesto la “urgencia” de fomentar la  viviendas en la parte vieja de Tudela. Ahora será la comisión la que recoga el guante y aporte soluciones para este edificio emblemático.

Partidos, vecinos, comerciantes... y tudelanos

La comisión para el futuro uso de San Nicolás busca hacer confluir las diferentes posturas y propuestas dese prismas muy diversos. Quizás por ello hay tantos agentes representados en ella. Presidido por Merche San Pedro, el grupo de trabajo aglutina también a un representante de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo (Juan Luis Chueca), a otro de la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo (Faustino Pérez) y tres del resto de grupos políticos del Ayuntamiento: Domingo Gil (PPN), Ana Mari Ruiz (I-E) y Manuel Campillo (PSN), además del director de la ORVE de la Ribera, el arquitecto Miguel Carasusán.  Se baraja que cualquier ciudadano de Tudela pueda aportar sugerencias a través de la web municipal (www.tudela.es).