Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 01 de marzo de 2021
  • Actualizado 14:46

NAVARRA

Previsto un 60% más de fondos para la atención a la Dependencia

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y el secretario de estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, destacan que se trata del mayor incremento de financiación del Estado para Dependencia.

manos vejez anciano persona mayor alzheimer cuidador atención dependencia
Navarra percibirá un total de 24,4 millones este año 2021 para la financiación del sistema de atención a la Dependencia
Previsto un 60% más de fondos para la atención a la Dependencia

El pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales aprobó recientemente el Plan de Choque en Dependencia 2021-2023, por el que Navarra percibirá un total de 24,4 millones este año 2021 para la financiación del sistema de atención a la Dependencia. Este incremento supone casi un 60% sobre los 15,4 millones percibidos en el año 2020, el mayor nunca registrado en Navarra desde la puesta en marcha de la Ley de Dependencia.

Así lo explicaron en Pamplona la consejera Maeztu y el secretario de estado en una rueda de prensa celebrada este martes. Posteriormente, el secretario de estado mantuvo un encuentro con diversos agentes sociales de la Comunidad Foral para abordar los objetivos, prioridades y distribución de los fondos europeos en materia de Derechos Sociales, en el marco del Plan de Reconstrucción, Transformación y Resiliencia.

Plan de choque de dependencia

El Plan de Choque, aprobado por el Gobierno central y el Consejo Interterritorial, contempla varios aspectos de mejora para los próximos años. En primer lugar, supone un aumento de la financiación del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia (SAAD) por parte de la Administración General del Estado, que se ha concretado en la subida de las cuantías del nivel mínimo y la recuperación del nivel acordado con cada Comunidad Autónoma, recogido en los Presupuestos Generales del Estado para 2021. Su impacto presupuestario se estima en un incremento de al menos 600 millones de euros respecto al año 2020. Además, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 se compromete a incluir en sus propuestas para los presupuestos de 2022 y 2023 nuevos aumentos, acumulativos, lo que supondrá una inyección de 3.600 millones de euros hasta 2023.

Este incremento de financiación está previsto que revierta en la adopción de medidas concretas de mejora orientadas a tres objetivos principales: reducir sustancialmente la lista de espera y los tiempos de tramitación de las solicitudes; asegurar que las condiciones laborales y profesionales de las personas que trabajan en el SAAD son adecuadas, como garantía de la calidad de la atención que reciben las personas beneficiarias del sistema; e introducir mejoras en los servicios y prestaciones para garantizar la atención adecuada de las personas dependientes, preferiblemente mediante servicios profesionales de calidad.

En esta sentido, la consejera Maeztu indicó que en el caso de Navarra se hará especial esfuerzo en las dos últimas medidas puesto que “la nuestra es una de las Comunidades con menor tiempo de espera para la tramitación de las ayudas para dependencia”.

Por otra parte el Plan de Choque recupera el nivel acordado con otra vía de financiación del sistema de dependencia, articulada mediante convenios de colaboración con las autonomías, con actuaciones diseñadas para reforzar el sistema de dependencia. En el caso de Navarra, el nivel acordado se concreta en el marco de la negociación del Convenio Económico con el Estado. La estimación, según la cuantía que percibía Navarra antes de su eliminación, ronda los 5 millones de euros anuales, que se suman al aumento de 4 millones contemplado para 2021 gracias a la subida del nivel mínimo, hasta completar 9 millones de incremento.

Aumento de plazas concertadas e incremento de ayudas para contratación de cuidados profesionales en el domicilio

La suma del aumento de la financiación del Estado y el crecimiento presupuestario para el año 2021 del Gobierno de Navarra, va a permitir acometer importantes mejoras en el sistema de atención a la dependencia en Navarra. 

De todo ello, cabe destacar la puesta en marcha de un nuevo acuerdo marco residencial que mejore la calidad en la atención, los salarios y ratios de personal, incremente el número de plazas concertadas y avance en la transformación del modelo residencial hacia el nuevo modelo de Atención Centrada en la Persona.

Igualmente, permitirá consolidar un incremento directo del 20% de las ayudas para la contratación de cuidadoras profesionales para la atención a la dependencia en domicilios, lo que, unido a la deducción del 100% de la cuota a la Seguridad Social de la persona contratada, supone una mejora en las ayudas totales de entre un 44% y un 150%, según los diferentes tramos de renta de las personas beneficiarias. Esta subida de las ayudas, además de mejorar la atención a las personas dependientes, está suponiendo un importante crecimiento del empleo en el sector.

La consejera Maeztu mostró su satisfacción ante la aprobación del Plan de Choque de Dependencia por parte del Gobierno de España. “Es bienvenido este plan que supone una mejora sustancial del sistema de atención a la dependencia, el mayor en años desde la perspectiva de la financiación del Estado”, dijo en su intervención.

“Frente a los recortes del pasado, señaló Maeztu, es una gran noticia que el Gobierno de España realmente se corresponsabilice en la adecuada inversión social para el sistema de la dependencia, más cuando con la crisis de la COVID-19 y las previsiones de envejecimiento poblacional, ponen de manifiesto la necesidad de un incremento sustancial en los próximos años de la demanda de cuidados y, por tanto, la necesidad de inversión”.

Plan de consenso

Finalmente, el secretario de estado del Ministerio de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, destacó en su intervención el consenso entre diferentes para aprobar el Plan de Choque: “Que haya sido aprobado con el concurso de administraciones autonómicas gobernadas por partidos de distinto signo político revela que existe un nuevo consenso de época, que también se ha expresado en el acuerdo europeo, sobre la necesidad de reforzar lo público y de dejar atrás las políticas de austeridad y recortes que se aplicaron en la crisis de 2008”, dijo.

Además, ha resaltado los beneficios para 1.100.000 personas en situación de dependencia en el Estado. “Quizás medidas como estas no ocupen muchas portadas y tertulias televisivas, pero son las que mejoran la vida de la gente y son las que le importan a la ciudadanía”, subrayó.

Álvarez también recordó el compromiso para revisar en 2021 los criterios que se aplican a los copagos de las personas dependientes y que fija el Consejo Territorial, por mandato de la Ley de Dependencia. “Nadie quedará excluido del sistema por no poder afrontar el copago ya que el mismo irá función de la capacidad económica de la persona y del coste de la prestación”.

En último término, el secretario de estado recordó el esfuerzo presupuestario que el Gobierno de España va a realizar en 2021 en materia de derechos sociales, “un aumento del 70% del presupuesto del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 que se destinará principalmente a mejorar el sistema de atención a la dependencia, impulsar un cambio en el modelo de cuidados de larga duración y en el refuerzo y modernización de los servicios sociales públicos”, concluyó.