Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 12 de julio de 2020
  • Actualizado 01:52

CORELLA

Milagro potencia su chupinazo y recorta en vacas y orquestas

Milagro potencia su chupinazo y recorta en vacas y orquestas

Milagro ha optado por seguir también la línea marcada por el resto de Ayuntamientos riberos y ha reducido su presupuesto festivo en cerca de 30.000 euros. Un recorte que ha afectado principalmente a dos partidas del programa: las vacas y las orquestas. Así lo explicó el edil de Festejos del Consistorio milagrés, Antonio Esparza, quien reconoció que este año elaborar el programa de San Blas no ha sido coser y cantar. “Principalmente ha sido difícil lo de negociar con uno y con otro para tratar de ajustarnos al presupuesto”, asegura. La localidad ribera invertirá este año un montante total de 105.000 euros en sus festejos patronales, que darán inicio este sábado día 5 y concluirán el 12.

Pese a la época de vacas flacas, las fiestas de Milagro no perderán su esencia. Y es que, según dijo Esparza, “hemos intentado potenciar algunos actos que son muy tradicionales aquí, como el encierro de las 9 de la mañana o la Bajadica, que se ha adelantado un cuarto de hora porque coincidía con el toro de fuego. Por contra, hemos suprimido las vacas de la noche, con las que probamos el año pasado, pero que suponían un coste importante, y contratado a orquestas más modestas. Tampoco habrá comida de autoridades”.

Cohete y cumpleaños

Las novedades, si bien son importantes, “no son lo que más nos preocupa a la hora de hacer el programa, sino mantener lo que funciona bien porque cada fiesta y cada pueblo tiene unas características propias”, opinó Esparza. De ahí que, a propuesta de los jóvenes, le han dado un mayor protagonismo al acto del chupinazo, que contará con una charanga que alegrará las calles hasta por la tarde.

El edil de Cultura del PSN, Enrique Ibáñez, será el encargado de abrir las fiestas de Milagro. Su designación vino de la mano del propio grupo socialista de la localidad, al que este año le correspondía lanzar el chupinazo y que optó por concederle el honor a Ibáñez a modo de regalo de cumpleaños. Y es que, casualmente, el edil cumplirá 40 años el mismo día 5 de septiembre en que ejercerá de lanzador. Una labor que, según reconoció,le llena de orgullo y de satisfacción. Casado y padre de dos hijos, Enrique Ibáñez trabaja en una empresa de la localidad desde hace más de 20 años y esta es su segunda legislatura en el Consistorio milagrés. No obstante, la actual comenzó para él tras la dimisión de su antecesor, Gonzalo Bravo.