Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 04 de marzo de 2021
  • Actualizado 12:54

CORELLA

Mayo registró temperaturas más altas y menos precipitaciones que la media histórica

Mayo registró temperaturas más altas y menos precipitaciones que la media histórica

Mayo registró temperaturas más altas y menos precipitaciones que la media histórica para este mes. El aforo de los embalses aumentó, no obstante, del 65% en abril al 79%, gracias sobre todo a las precipitaciones recogidas en forma de nieve en zonas altas a final de abril y también en mayo.

La precipitaciones estuvieron entre un 60% y un 90% por debajo de la media histórica en toda la Comunidad excepto en el norte de Tierra Estella y de la Cuenca de Pamplona y en puntos aislados de la zona de mayor influencia atlántica y del Pirineo. En la Ribera Baja, las lluvias no llegaron al 50% de la precipitación esperada y lo mismo ocurrió en el entorno de Yesa.



La precipitación acumulada en lo que va de año agrícola, es decir, desde el 1 de septiembre hasta el 31 de mayo, muestra la habitual distribución desigual, de más a menos de norte a sur y de oeste a este, con puntos, como el de Artikutza, que supera los 2.000 mm, y otros, como el de Monteagudo, que todavía no han alcanzado los 200 mm. La mitad septentrional de la región ha recibido entre el 75% y el 100% de la precipitación esperada durante el año agrícola y la meridional entre el 50 y el 75%, aunque algunos puntos aislados de la Navarra Media y de la Ribera (Alta y Baja) superan muy ligeramente el 75%. La de Yesa es la única estación en la que no se ha llegado a alcanzar el 50% de la precipitación esperada.



Las precipitaciones más intensas se registraron los días 19 y 21 del mes; en la primera de estas fechas se recogieron en diez minutos 11 mm en Urbasa y 9,8 mm en Pamplona. En el resto del mes, las lluvias fueron débiles y aisladas.



Mayo ha sido un mes cálido, con temperaturas entre 0,2º y 2,5º centígrados por encima de la media histórica, excepto en dos estaciones de la zona norte donde los valores registrados correspondieron a los habituales. En general, las temperaturas mínimas estuvieron más próximas a la media que las máximas, por lo que esta diferencia térmica se debe en mayor medida a los altos valores diurnos. En puntos altos de la Comunidad se registró alguna helada.



En un mes de débiles rachas de viento, las más fuertes se registraron en Gorramendi (123 km/h) y Ujué (111 km/h), los días 21 y 19 respectivamente.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad