Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 24 de enero de 2020
  • Actualizado 03:31

TUDELA

Manifestación para que no traigan más basuras al Culebrete

Manifestación para que no traigan más basuras al Culebrete

La Plataforma Vecinal por una Ribera Sostenible se ha concentrado esta tarde junto a la sede de la Mancomunidad de Residuos Sólidos de la Ribera para expresar su rechazo a la traída de 70.000 toneladas más al año de la fracción resto a la planta del Culebrete. Una treintena de personas se han manifestado a las 18 horas, a las que se han ido sumado una veintena más a lo largo de la hora y pico que han estado concentrados.

Además, han hecho llegar una carta para los concejales con representación en dicha mancomunidad.

Carta enviada a los concejales por parte de la plataforma

"Desde que se hizo pública la posibilidad de traer a la Mancomunidad de la Ribera los residuos de Guipúzcoa, la ciudadanía preocupada por esta cuestión y consciente de la abundancia de datos que confirman la incapacidad de la Mancomunidad para recibir más residuos, se organizó en una Plataforma Vecinal por una Ribera Sostenible – Erribera Jasangarriaren Aldeko Plataforma. Como conocerá, hace unos días enviamos una carta a su Ayuntamiento solicitando que se posicionase en contra de este acuerdo y que su posición se hiciese efectiva en la Asamblea de la Mancomunidad y no en la Comisión permanente. Dado que no hemos tenido ninguna respuesta, y siempre hay alguna excusa para no responder a las demandas vecinales, el siguiente paso que damos es apelar a su condición como representante de la ciudadanía en la Mancomunidad para solicitar de nuevo su respuesta negativa a firmar cualquier acuerdo que suponga aumentar la cantidad de residuos que se reciben en la Mancomunidad y que la decisión final sobre este asunto se acuerde en la Asamblea.

Es conocida la deficiente gestión de los residuos por parte de la Mancomunidad tanto en lo referente al tratamiento de residuos como al cumplimiento de la normativa, como demuestran las constantes sanciones que curiosamente son siempre repetitivas por los mismos incumplimientos.

La normativa es muy clara. Tanto la directiva europea 2008/98/CE sobre residuos, que fue incorporada a la legislación española a través de la Ley 10/2011 de 28 de julio de residuos y suelos contaminados, como el plan de gestión de residuos aprobado recientemente en Navarra centran sus objetivos en gestionar los residuos de forma cercana al lugar de producción de los mismos y tratar de evitar enterrar grandes cantidades gracias a la utilización de las tecnologías y los medios más adecuados para asegurar un nivel de protección elevado del Medio Ambiente y de la Salud Pública. En concreto, la Comunidad Foral, mediante el Plan de Gestión de Residuos, tiene como objetivos en 2027 reciclar el 65 % de los residuos y enterrar el 25 % de la fracción resto. Conseguirlo impide acordar actuaciones como la recepción de residuos de Guipúzcoa. En la Mancomunidad, a la vista de los resultados de los informes de inspección ambiental, en concreto los últimos de fecha 15 de enero de 2015 y 2 de julio de 2016 por poner dos ejemplos recientes, no podemos decir que tengamos unas instalaciones punteras en gestión de residuos. Es más, los resultados de gestión de la planta de “El Culebrete” arrojaban en 2015 el siguiente balance: 1,23% de reciclaje de la fracción resto, enterrando el 96,62%. No tiene sentido traer desde Guipúzcoa residuos para unicamente reciclar el 1,23 % -pretratar- salvo que sea la excusa necesaria para abrirles la puerta a nuestra Mancomunidad, dejando para un momento posterior, previa alegación de imprevistos imposibles de solventar, el cambio del destino final de esos residuos que pasarían a ser enterrados en nuestro vertedero.

La desconfianza de la ciudadanía es grande, especialmente por la falta de transparencia de la Mancomunidad. Lo importante no es si el resto de miembros de la Mancomunidad están informados o no, lo importante es si podemos confiar en nuestros representantes, si podemos confiar en que nos transmiten toda la información sobre cuestiones que son gestionadas en nuestro nombre. Por ello, la mejor forma de conocer cómo utilizan nuestro voto es tomando las decisiones en la Asamblea y dando cuenta públicamente del voto de cada uno de ustedes. Una petición que le formulamos incluso con apoyo legal puesto que la Ley 22/2011, en su artículo 10, es muy clara: “Las administraciones públicas garantizarán los derechos de acceso a la información y de participación en materia de residuos en los términos previstos en la ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente.”

La responsabilidad que asumen al aceptar ser miembros de la Mancomunidad no les permite escudarse tras el Gobierno de Navarra que ha autorizado aumentar la cantidad de residuos que se pueden pretratar. No olviden que tener autorización no es lo mismo que tener capacidad. La autorización siempre está condicionada a tener unas instalaciones con capacidad suficiente. La anterior Autorización Ambiental Integrada de septiembre de 2015, estaba condicionada a mejoras de las deficiencias de gestión encontradas, y no se han subsanado. El pasado día 2 de febrero, nos enteramos por la prensa de la sanción de 60.000€ que ha recibido nuestra Mancomunidad por infracciones graves. Casi al mismo tiempo, se aprueba la nueva Autorización Ambiental para aumentar esa capacidad de gestión.

No compartimos la posición del Gobierno de Navarra modificando “ad hoc” la Autorización Ambiental Integrada como medida para que la Mancomunidad este dentro de la legalidad. Si hay incumplimientos o la capacidad no es la adecuada, lo lógico es modificar las instalaciones, no la normativa.

Por todo ello, instamos a que, como represente de los vecinos de la Ribera en la Mancomunidad, se posicione de forma firme y clara en contra de cualquier acuerdo entre la Mancomunidad de La Ribera y el Consorcio de Residuos de Guipúzcoa que suponga traer residuos a nuestro vertedero, solicitando para ello que la decisión final sea tomada en la Asamblea General.

Agradeciendo su disponibilidad y atención, reciba cordiales saludos".