Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 17 de noviembre de 2019
  • Actualizado 23:55

TUDELA

Luz verde a la gestión directa de los cotos

Luz verde a la gestión directa de los cotos

Lo que hace meses no era viable ahora parece asumible por parte del Ayuntamiento de Tudela. El consistorio dará, siguiendo los trámites pertinentes durante este mes de octubre, luz verde a gestionar de forma directa los cotos de caza de Montes de Cierzo y Monte Alto, que además se unificarán en un sólo acotado. Una medida que busca restablecer la actividad cinegética que se paró con la resolución del contrato con la Asociación de Cazadores, y mitigar los daños a cultivos en el comunal.

Esta medida la tomará también el Ayuntamiento de Cintruénigo, donde algunos miembros de la antigua asociación de cazadores, al igual que ocurre en la antigua agrupación de Tudela, continúan están imputados por el caso de las aves muertas en la zona de El Culebrete en 2012.

Reyes Carmona, concejal responsable del Área de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Tudela, señala que ésta se ha convertido en la “única alternativa posible para resolver este conflicto”. El punto clave para llegar a este modelo de gestión radica en un informe  emitido por el Defensor del Pueblo. En él se considera a la Asociación de Cazadores Deportivos de Tudela, la última adjudicataria de los acotados, como “una continuación” de la misma asociación que fue condenada en bloque con la prohibición de cazar por dos años.

“Nuestro objetivo es doble”, relata Carmona. “Primero, que los cazadores puedan volver a cazar, algo que vienen demandando. Y segundo, hacer todo lo posible por minimizar los daños del conejo en los cultivos. Precisamente este punto es el que más “sorprende” a los cazadores, quienes avisan de que los importes por daños en la cosecha actual previsiblemente serán “incluso mayores que el pasado año”.

A este respecto, Carmona afirma que “el Ayuntamiento cuenta con todo el apoyo por parte del Departamento de Medio Ambiente” en este asunto y que, “por encima de todo”, se intentará que la actividad cinegética sea “la máxima posible” para que los daños sean “cuanto más minimizados mejor”.

Los cazadores de Tudela, de momento, no se han pronunciado al respecto y prefieren esperar a reunirse con la propia Reyes Carmona. No obstante, no han escondido desde la resolución del contrato su postura desfavorable a una gestión directa por parte municipal.