Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 15 de julio de 2020
  • Actualizado 09:36

RIBAFORADA

Los farmacéuticos navarros alertan sobre el aumento de la osteoporosis

Los farmacéuticos navarros alertan sobre el aumento de la osteoporosis

¿Qué es la osteoporosis?

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra ha puesto en marcha una campaña

sobre la prevención y tratamiento de la osteoporosis con motivo del crecimiento del

problema y del impacto de este trastorno en la salud y el bienestar de la población. El

objetivo de esta iniciativa, que cuenta con el patrocinio de laboratorios Lilly, busca

informar sobre la enfermedad para prevenirla y conseguir que sus tratamientos sean

más eficaces.

Para su difusión, que se llevará a cabo en las farmacias de toda Navarra, los

farmacéuticos disponen de dos modelos de folletos informativos: uno con las medidas

no farmacológicas que previenen o retrasan la evolución de la enfermedad y otro con

aclaraciones sobre la medicación antiosteoporótica. La campaña se completa con un

cartel que invitará a las mujeres pertenecientes a la “población diana” a entrar en las

farmacias para solicitar información y consejo. Toda esta información servirá para

respaldar las actuaciones del farmacéutico ante pacientes con factores de riesgo, que

estén tomando fármacos para la cura de este trastorno, o ambas cosas a la vez.

La osteoporosis es una enfermedad con prevalencia e incidencia elevadas y con una

morbilidad y mortalidad que repercute notablemente en toda la sociedad en su

conjunto. La presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra, Pilar García,

señala que “desde las oficinas de farmacia, se puede contribuir a la prevención y

tratamiento de la osteoporosis, detectando individuos con factores de riesgo,

aconsejando sobre las medidas higiénico-dietéticas, que favorecen el mantenimiento

de una adecuada masa ósea, y propiciando un buen uso de los medicamentos.” Esta

acción se encuentra dentro de los compromisos asistenciales que el Colegio presentó

en el Parlamento de Navarra durante el mes de abril para contribuir a difundir

campañas de educación sanitaria entre la población navarra.

¿A quién puede afectar?

La osteoporosis es una enfermedad que sufre el esqueleto, caracterizada por una

disminución de la resistencia ósea, confiriendo un mayor riesgo de fractura a quien la

padece. La resistencia ósea hace referencia tanto a la cantidad como a la calidad del

hueso.

El hueso no es un tejido muerto, sino que se renueva permanentemente mediante un

proceso en el que se alternan la formación y la destrucción. En la primera etapa de la

vida predomina la formación del hueso, hasta que a los 35-40 años se alcanza un

máximo. A partir de ese momento tiene lugar una pérdida natural de hueso, que se

mantiene de forma lenta durante el resto de la vida. En algunas personas esta pérdida

se acelera, provocando alteraciones que pueden manifestarse con el paso de los

años. Cuanto más lento sea el ritmo de pérdida de hueso, más tardío e improbable

será el desarrollo de osteoporosis.

Prevención y tratamiento

La osteoporosis es una enfermedad que puede afectar a cualquiera aunque la

probabilidad de sufrir osteoporosis es mayor en personas con algunas de las

siguientes características:

Mayores.

Con bajo consumo de calcio en la dieta.

Poco activas, bien porque llevan una vida sedentaria o por la inmovilización a

causa de una enfermedad.

Con hábitos poco saludables: personas fumadoras, que toman alcohol o café

en exceso, con bajo peso debido a dietas inadecuadas.

Con antecedentes familiares de osteoporosis

En tratamiento con ciertos medicamentos, como cortisona o derivados,

antiepilépticos, hormonas tiroideas, etc.

Mujeres, especialmente, tras la menopausia. Este es el colectivo con

mayor representación, puesto que la osteoporosis es más frecuente en el

sexo femenino, y además se atribuye a la menopausia la responsabilidad

directa de casi el 50% de la pérdida de hueso a lo largo de la vida de la

mujer. Con tal motivo, se ha seleccionado como población diana de esta

campaña

La mejor estrategia para tratar la osteoporosis es la prevención. Las medidas

preventivas se resumen en favorecer hábitos saludables como puede ser el consumo

de una dieta adecuada, aportando cantidades adecuadas de calcio, vitamina D y

proteínas; la eliminación de hábitos tóxicos, como el abandono del tabaco y del

alcohol; la práctica de ejercicio físico y la prevención de caídas y golpes.

Las medidas farmacológicas para el tratamiento de la osteoporosis tratan de reducir la

incidencia de fracturas a corto y medio plazo. Suponen la administración de

medicamentos con mecanismos de acción diferentes, ya que pueden reducir la

destrucción del hueso, aumentar su formación, o ambas cosas a la vez.

Estos medicamentos son prescritos por el médico a aquellos pacientes que ya han

sufrido una fractura osteoporótica o que, no habiéndola sufrido, presentan a juicio del

facultativo un elevado riesgo de padecerla en un futuro no muy lejano. Todos ellos

deben tomarse a largo plazo, y hay que ser constantes en la toma para que sean

realmente eficaces. Además, estos fármacos deben ir acompañados de un aporte

suficiente de calcio y vitamina D.