Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 19 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:46

CORELLA

Los cultivos riberos quedan dañados por una fuerte tormenta

Los cultivos riberos quedan dañados por una fuerte tormenta

La noche del 1 de septiembre al pueblo de Buñuel le sorprendía una enorme tormenta de agua y granizo, que según en qué zonas descargó entre 60 y 70 litros de agua sobre las cosechas de tomate, que en plena recolección han sido las más afectadas junto con las de broculi, piña, alcachofa y maíz.

La gran tromba de agua también produjo inundaciones en más de 50 casas de los barrios de San Antonio, S. Francisco Javier y Vargas, debido a que los desagües no tragaban ya el agua, además de sufrir cortes de luz.

En Fustiñana también los Barrancos de la fábrica y Santa Lucía se desbordaron a su salida al río por estar cegados, inundando tierra en torno a unos 100 robos, y el Cuartel, por segunda vez este año.

La carretera a Tauste también estuvo cerrada durante una hora por el agua.