Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 28 de octubre de 2020
  • Actualizado 23:49

TUDELA

Las salas del Centro Cívico de Lourdes ya tienen nombre

Las salas del Centro Cívico de Lourdes ya tienen nombre

Aulas dedicadas

Al salón de actos del Centro Cívico de Lourdes le faltaron butacas para las más de 130 personas que acudieron al reconocimiento del Ayuntamiento de Tudela a la labor realizada por 10 vecinos de la ciudad, centrada, principalmente en el barrio de Lourdes. De esta forma, las diferentes salas del centro llevarán, a partir de ahora, su nombre. Los homenajeados y los familiares que les representaron recibieron un obsequio, consistente en una planta, de manos de los concejales del Área de Atención al Ciudadano, que dedicaron unas palabras a los protagonistas.

Las personas con cuyos nombres fueron bautizadas las diferentes salas fueron: Teresa Sánchez Asiáin (actriz de teatro, aficionada a la lectura y a la pintura. Otra de sus labores reconocidas fue ayudar a los más necesitados), Luis Asarta (promotor del club de fútbol de Lourdes, actualmente realiza labores de misionero en Paraguay), Irene López (gran parte de su vida la ha dedicado a trabajar en los Centros de Cultura Popular y Promoción de la Mujer, además de colaboradora de la parroquia de El Salvador), Petruca Montero (escritora de novelas de amor y de poemas sobre Tudela y Santa Ana, así como de artículos críticos sobre las necesidades del barrio), Rafael Salcedo (fue uno de los promotores de las primeras 80 viviendas del barrio. Cofundó la Cooperativa, el Economato, las fiestas del barrio y el club de jubilados), Mercedes Martínez de Yuso (su labor se centró en la instrucción académica de las empleadas del hogar de la época), Javier Salcedo (entre muchas de sus facetas relacionadas por las artes destaca la elaboración de los giganticos de las fiestas escolares), Pedro Miguel Sánchez (promotor del Dance de Tudela y del Paloteado. En 2002 crea el Centro Cultural), Julio Mazo (librero tudelano y miembro de los rotarios) y el padre Lasa (levantó el colegio de Lourdes, la parroquia y cientos de viviendas asequibles para personas con escasos recursos).