Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 28 de febrero de 2021
  • Actualizado 08:22

TUDELA

Las Jornadas de la Verdura, en busca de ser Fiesta de Interés Turístico Nacional

IMG_5361.jpg
Las Jornadas de la Verdura, en busca de ser Fiesta de Interés Turístico Nacional

El Ayuntamiento de Tudela y la Orden del Volatín ya han iniciado los trámites para que las Jornadas y Fiestas de Exaltación de la Verdura sean declaradas como Fiesta de Interés Turistico Nacional. Ambas entidades ya han realizado la solicitud pertinente y se ha comenzado a reunir toda la documentación necesaria para completar la petición. "Cuanto antes consigan las jornadas ese estatus, mejor", ha resumido el alcalde de la localidad, Eneko Larrarte, en la rueda de prensa a modo de balance de la recién finalizada vigésimo segunda edición.

Además de la citada solicitud, ahora falta aportar una recopilación de las apariciones en medios de comunicación, un histórico del desarrollo de todas las ediciones de esta fiesta y un resumen de datos de estimación de visitantes y turistas que cada año llegan a Tudela por estas fechas, como ha explicado Maite Asín, técnico de Turismo del consistorio. A ese respecto, Rafael Remírez de Ganuza ha subrayado la percepción general de que "se ha crecido mucho en cuanto a la repercusión de las jornadas". "Este año hemos presentado el programa en cinco ciudades y hemos tenido la oportunidad de contar lo que hacemos durante las jornadas en dos programas de radio a nivel nacional. Y hemos visto que la gente entiende muy bien el concepto de lo que estamos vendiendo", ha añadido Remírez de Ganuza.

Valoración positiva

La valoración de las jornadas que se celebraron del 22 de abril al 1 de mayo por parte de la entidad organizadora y del consistorio ha sido "positiva". Si bien el número de visitantes ha experimentado un ligero descenso, pasando de 2.085 consultas en la Oficina de Turismo en 2015 a 1.908 en 2016, este dato se explica por el hecho de que el pasado año el 1 de mayo cayera en viernes y este año en domingo, eliminando así la posibilidad de 'puente' para muchos visitantes. "Eso sólo contando con las presencias de turistas en la oficina, que es un dato limitado. La sensación general que todos hemos tenido es que Tudela ha recibido a muchos visitantes en esta edición", han coincidido el alcalde y el presidente de la Orden.

Otro de los datos destacados es la ausencia de incidentes en los días de celebración y el "buen 'feedback' que han transmitido tanto los comercios como los establecimientos de hostelería y alojamiento". "En este último caso, los datos que nos han pasado han sido de 75-80% de ocupación entre semana y prácticamente del 100% en los dos fines de semana", resumía Larrarte. La concejal de Turismo, Sofía Pardo, ha destacado también la buena acogida de actividades novedosas como la cocina de mercado para niños o las aperturas y dinamizaciones del Mercado de Abastos en domingo, además de la primera edición del Festival de las Verduras, con Kiko Veneno y Carlos Sadness. Desde el consistorio valoran, con respecto a los conciertos, que la plaza presentase una afluencia de unas 1.000 personas en ambas actuaciones y que el tipo de público rotara de una a otra.

Desde la Orden del Volatín, Rafael Remírez de Ganuza ha señalado que las jornadas son una fiesta "consolidada" pero que también "va a más". "En la carpa hemos podido percibir más gente que en otras ediciones y eso quiere decir que las degustaciones tienen mucha aceptación. También las catas. Por supuesto que hay aspectos a mejorar a los que les daremos una vuelta, pero las sensaciones son buenas", explicaba Remírez de Ganuza. "Para nosotros el mejor dato es haber organizado 130 actos con más de 100 entidades implicadas", añadía.

El presidente de la Orden del Volatín ha expresado su deseo de que la hostelería tuviese la iniciativa de "aportar económicamente a las jornadas". "Existen fórmulas como la de Aranda de Duero, donde los restaurantes y asadores ponen su granito de arena en la financiación para que se puedan celebrar las Jornadas del Lechazo Asado. No digo que tenga que ser una obligación, porque obtener beneficio es su trabajo, y tengo claro que si les va bien a los bares y restaurantes, será mejor para todos. Pero, ya que son los grandes beneficiados, existe la posibilidad de que encuentren una manera de sumar. Ellos están en su derecho de hacerlo o no, por supuesto", ha afirmado.