Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 22:04

CADREITA

Las comunidades islámicas de Navarra ven necesario poner al día sus cuentas de cara a la sociedad

Las comunidades islámicas de Navarra ven necesario poner al día sus cuentas de cara a la sociedad

La Unión de Comunidades Islámicas de Navarra (UCIN), que aglutina a 24 mezquitas de toda Navarra, celebró recientemente una Junta General Extraordinaria para tratar y fijar posiciones ante los últimos acontecimientos acaecidos tanto en Ribaforada como en Corella por la polémica surgida sobre la financiación de la Mezquita de esa localidad. La mencionada Asamblea Extraordinaria tuvo lugar en la Mezquita "Dar el Corán" de Cadreita y en ella se reunieron los representantes de las distintas comunidades islámicas que integran UCIDENA, presididos por Mohamed Amnay, que dió la bienvenida a todos los asistentes. A continuación, tomó la palabra el Secretario de la asociación Jawad ben Haddou (representante de la comunidad Islámica de Pamplona) para la aprobación de las distintas memorias presentadas.

Seguidamente, intervino Mohamed Amnay que expuso la polémica surgida en torno a la financiación de la Mezquita de Corella y, para deshacer malentendidos afirmó que "a veces se dice que gobiernos o ONGs como el de Arabia Saudí, Kuwait o Qatar pagan a los imanes o financian a las mezquitas  para difundir determinados mensajes y, en este caso, el representante de la comunidad islámica de Corella asegura que no tiene ninguna relación con lo que se ha publicado y ninguna vinculación con los gobiernos de estos países, de los que no ha recibido ni un sólo euro.

Mohamed Amnay indicó así mismo que "los musulmanes que viven aquí son, en su mayoría, marroquíes, pero también los hay de Argelia, Mali, Gambia, Senegal ect.. Es decir, la mezquita está abierta a múltiples nacionalidades y se trata, además, de un espacio público, abierto también a los no musulmanes, de forma que la gente que tenga dudas y que no entienda algo sobre nuestro comportamiento, puede acercarse y preguntar".

Después de un intenso debate entre los asistentes, se estimó la necesidad de contar con un abogado para temas jurídicos, así como la urgencia de que todas las comunidades Islámicas revisen y pongan al día sus cuentas con los recibos de gastos y donativos y su procedencia.