Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 06 de marzo de 2021
  • Actualizado 17:30

CORTES

La UE admite a trámite la queja de CHA por dragar ríos

1141206807.jpg
La UE admite a trámite la queja de CHA por dragar ríos

La Secretaría General de la Comisión Europea ha admitido a trámite la queja presentada por CHA “por la gravedad de los efectos medioambientales de las operaciones llevadas a cabo en los lechos y en las riberas de los ríos Arba de Biel, Arba de Luesia, Riguel, Orés y Agonías”, de la Comarca de las Cinco Villas y efectuadas por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) en el año 2004.

Estos ríos discurren por los términos municipales de Ejea, Tauste, Gallur, Biota, Sádaba, Orés y Farasdués. El hecho de ser admitida la queja en la Comisión Europea “es una prueba de que existen indicios de delito ecológico suficientemente importantes como para que se haya abierto en Europa un expediente de investigación”, asegura CHA.

Antes de presentar la queja a la Comisión Europea y en pleno periodo de ejecución de las obras, la Chunta Aragonesista, por medio de su diputada Yolanda Echeverría pidió explicaciones al Gobierno de Aragón en varias intervenciones en las Cortes de Aragón. Preguntó por qué se habían comenzado las obras sin el obligatorio de Impacto Ambiental y reclamó la paralización de las mismas.

Ante la negativa de paralizar las obras, la denuncia se trasladó también al Congreso de los Diputados, donde José Antonio Labordeta preguntó a la ministra de Medio Ambiente sobre los estudios de impacto ambiental. La respuesta es un insulto a los ciudadanos. Dice textualmente que “la Confederación Hidrográfica del Ebro en ningún momento ha planteado trabajos de dragado en las citadas cuencas y que en los 150 kilómetros de ríos señalados se ejecutarán puntualmente diversas actuaciones de emergencia”.

Las obras de dragado, que se han denominado de “limpieza”, de los ríos, tenían como objetivo evitar posibles inundaciones en el casco urbano de Ejea y otras poblaciones, así como en fincas particulares situadas cerca del dominio público hidráulico (alguna de ellas ocupándolo).

Estas obras se ampararon en el Real Decreto Ley 6/2004 de 17 de septiembre por el que se adoptan medidas urgentes para reparar los daños causados por incendios e inundaciones”. Así justificaron que se iniciasen los trabajos de dragado sin proyecto de obra por parte de la CHE, sin Estudio de Impacto Ambiental y sin condicionado técnico por parte de la Administración (INAGA), este último se recibió en la CHE a los dos meses de haber comenzado las obras con más del 50% ejecutado.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad