Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 07 de diciembre de 2019
  • Actualizado 13:07

TUDELA

“La reforma de las pensiones es necesaria y no tiene nada que ver con la crisis”

“La reforma de las pensiones es necesaria y no tiene nada que ver con la crisis”

Así lo expuso en la conferencia “Perspectiva de la situación económica y social”, organizada por el think tank Institución Futuro (www.ifuturo.org) el pasado 25 de febrero de 2010 en Pamplona. El evento, que formó parte del ciclo de conferencias “Respuestas ante la crisis”, reunió a más de 140 asistentes en la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), entre ellos varios políticos -el presidente Miguel Sanz, la alcaldesa Yolanda Barcina, los consejeros de Economía y Hacienda, e Innovación, Empresa y Empleo, Álvaro Miranda y José María Roig-, empresarios y representantes sindicales. La presentación del ponente corrió a cargo de Javier Troyas y José Antonio Sarría, presidente y vicepresidente, respectivamente, de Institución Futuro. La charla contó con la colaboración de Diario de Navarra, Onda Cero y Canal 6.

El ex secretario general de CCOO no dudó en defender la necesidad de una reforma del sistema de pensiones, “que contrariamente a lo que se cree, no tiene nada que ver con la crisis económica”. Debido a los cambios demográficos y el envejecimiento de las personas, “que es real aunque algunos lo nieguen”, la reforma se hace necesaria para que el Estado de Bienestar se mantenga a flote. El ponente recalcó que los tabiques que separan los ciclos vitales de educación, actividad y pasividad deben romperse y hacerse más porosos para, así, permitir que la gente pueda empezar a trabajar antes o dejar de trabajar más tarde. Para que la reforma sea positiva, insistió en que debe haber información fiable al respecto y un debate social abierto y responsable, pensando más en llegar a un acuerdo y “por encima de intereses políticos”.

Sobre la actitud de los españoles, incidió en que quizá debido a nuestro origen, esperamos que el Estado nos resuelva los problemas. La sociedad civil española, a la que calificó de “ortopédica”, no tiene una cultura liberal, “pero no debería dejarse llevar por las olas que generan los gobiernos tirando piedras al charlo político”. Reconoció que la política y la sociedad han de complementarse, “la una ha de arreglar lo que la otra hace mal, y a la inversa”. Fidalgo reclamó que “hay que hablar menos y currar más, porque la situación no se arregla desde arriba, sino remando desde abajo”.

Sobre el ponente:

 

El ponente tuvo palabras críticas contra el ejecutivo, al que acusó de no haber reconocido la crisis a tiempo y haber perdido tiempo muy valioso. También culpó a Zapatero de “no saber lo que dice cuando afirma que va a reformar el sistema financiero”. Fidalgo, quien definió la crisis española como una mezcla de inflación de expectativas y déficit de valores, afirmó que la situación va a seguir siendo grave en el corto, medio y largo plazo.