Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 23:16

TUDELA

La Policía Foral detiene al responsable de numerosos robos e incauta abundantes objetos

La Policía Foral detiene al responsable de numerosos robos e incauta abundantes objetos

La Policía Foral ha detenido en Tudela a un individuo de 42 años como presunto responsable de numerosos robos cometidos en la zona, y ha localizado en su domicilio una gran cantidad de objetos cuya sustracción había sido denunciada por sus propietarios. El detenido, que cuenta con diversos antecedentes policiales, está acusado de varios delitos de robo con fuerza en las cosas, usurpación de inmueble sin autorización y falsedad documental.

Las investigaciones comenzaron el pasado día 25 de marzo, cuando un vecino de Tudela acudió a la Policía Foral relatando que no podía acceder a su trastero porque alguien había cambiado el bombín de la cerradura y lo estaba utilizando sin su consentimiento.

Una patrulla del Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Tudela se desplazó hasta el lugar, donde presenció la apertura de la puerta por parte de un cerrajero. En el interior del trastero encontraron numerosos objetos, algunos de los cuales coincidían con bienes denunciados como robados. Los agentes se hicieron cargo de los objetos y comenzaron a investigar su procedencia y la identidad del posible autor.

Las investigaciones policiales llevaron a los agentes hasta un piso en el mismo inmueble que había sido abandonado por su inquilino dejando en su interior numerosos objetos, algunos de valor. Los agentes verificaron que algunos de los bienes podían coincidir con objetos robados y denunciados en la Policía Foral y en otros cuerpos policiales, y pudieron relacionar varios con los hallados en el trastero. Por ello, las investigaciones se centraron en quien había sido el inquilino de la vivienda, que resultó ser J.P.E.R., vecino de Tudela de 42 años y con numerosos antecedentes policiales, algunos por hechos similares.

Los agentes de Policía Foral consultaron con el resto de cuerpos policiales de la zona las posibles denuncias por robo que podían referirse a los objetos sustraídos, encontrando numerosas denuncias compatibles interpuestas, en su mayoría, ante el Cuerpo Nacional de Policía.

Finalmente, una vez comprobada la relación entre el inquilino del piso y el trastero ocupado, el pasado día 20 de mayo se procedió a su detención. Tras ello, se realizó un registro en su actual domicilio y en un local anexo, donde encontraron numerosos objetos: una motocicleta robada a la que habían colocado una placa de matrícula de otra motocicleta, accesorios y ropa de moto, varias bicicletas, un cargador de baterías, una quincena de pantalones de marcas conocidas, televisiones, aparatos de radio, dos inhibidores de frecuencias, un maletín con accesorios para manipular teléfonos, útiles para el copiado de llaves y para la apertura de puertas, una quincena de mandos a distancia, un centenar de llaves de puertas, 25 llaves de vehículos, dos amoladoras, un arpón marino, una carabina, varios cascos de motocicleta, dos caretas de soldadura, un carro de herramientas, un decapador de aire, un grupo de soldadura, un maletín de herramientas, un navegador GPS, seis taladros de distintos tipos, unos prismáticos, un proyector, una radio antigua, una sierra de calar, dos sierras circulares, dos tablets, un trípode de medición láser, tres videoconsolas, varios ordenadores portátiles y de sobremesa, discos duros, impresoras, teléfonos móviles y videocámaras.

El detenido fue puesto a disposición judicial, como presunto autor de varios delitos de robo con fuerza en las cosas, usurpación de inmueble sin autorización y falsedad documental, y se ha hecho cargo de las diligencias el Juzgado de 1º Instancia e Instrucción número 5 de Tudela.

Desde la Policía Foral se destaca que aunque han sido devueltos algunos bienes sustraídos a sus propietarios, todavía quedan muchos objetos por reclamar. Por ello, se hace un llamamiento a quien haya sido objeto de robos y crea que sus objetos sustraídos puedan encontrarse entre los recuperados para que acudan a dependencias de la Policía Foral con documentación que acredite su titularidad (facturas, contratos o algún otro tipo de documento probatorio).