Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 19 de enero de 2020
  • Actualizado 22:59

ALFARO

La patrona de Alfaro vuelve a su renovado 'hogar'

La patrona de Alfaro vuelve a su renovado 'hogar'

La patrona alfareña ha regresado a su casa. Después de siete meses de restauración interior, la iglesia parroquial Nuestra Señora del Burgo volvió a recibir en la tardenoche de este sábado a la imagen de la Virgen, que durante este tiempo se hospedó en la Colegiata de San Miguel. Con dos días de puertas abiertas el viernes y sábado, las parroquias celebraban la culminación de la quinta fase de restauración de la iglesia, que supone también la última de la recuperación integral del templo del siglo XVII.

La restauración integral que ha devuelto el esplendor a la iglesia comenzaba en enero del 2013 con una actuación de urgencia para consolidar la torre, que amenazaba ruina. Un año después comenzaba la limpieza y consolidación de las cubiertas y desde septiembre de las fachadas, estructuras afectadas por las humedades tan características del suelo alfareño. Para estos trabajos, el Ayuntamiento alfareño, el Gobierno de La Rioja y la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño colaboraron en tres convenios a tres bandas por 165.000 euros cada uno de financiación. Además, las parroquias han aportado otros 200.000 euros de su parte para diversos trabajos de calefacción, pintura, restauración de piezas, etc.

Para la quinta fase, la aportación del convenio de las tres instituciones asciende a 185.000 euros. El 8 de marzo, las parroquias celebraban la novena extraordinaria por el 60 aniversario de la coronación canónica de la Virgen del Burgo. Dos días después comenzaban las obras que los alfareños han conocido este fin de semana, halagando la luz ganada en el templo, el brillo que han recuperado todos sus retablos, las mejoras en la puerta trasera acristalada dedicada al peregrino y en la entrada a la sacristía, la seguridad mejorada en la pasarela del coro, el espacio dedicado a dos nuevas salas de catequesis…