Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 28 de marzo de 2020
  • Actualizado 21:00

CORTES

La incertidumbre del Cabanillas

La incertidumbre del Cabanillas

Tras dos meses de reclamaciones y de tensa espera, la situación del Cabanillas no cambia un ápice. Al cierre de esta edición, el conjunto ribero sigue sin conocer en qué categoría jugará durante la temporada que está a punto de empezar.



Después de que la Federación Navarra optase por otorgar la plaza vacante de Regional Preferente al Aurrera de Leitza, los riberos han movido cielo y tierra para reclamar una plaza que consideran "suya". Cabe recordar que, pese a salvarse en los terrenos de juego, el efecto cascada relegó al Cabanillas a Primera Regional. Aun así, la desaparición del San Cristóbal dejaba un hueco vacío y todo hacía pensar que los riberos se quedarían por derecho propio en Preferente. Por sorpresa, la Federación concedió ese lugar al Aurrera K.E, que se quedó a las puertas de subir en el 'playoff'.



El presidente de la entidad, Gregorio Santos, se queja de la lentitud administrativa. "Nunca se había visto nada igual. Llevamos dos meses esperando, y estamos como al principio", afirma. De momento, ha inscrito al equipo en Regional Preferente, aunque admite que "todo el equipo está afectado y nervioso ante el futuro".