Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 05 de diciembre de 2020
  • Actualizado 06:11

TUDELA

La depuradora de Valtierra y Arguedas, lista para el verano

La depuradora de Valtierra y Arguedas, lista para el verano

Refuerzo de la línea de aguas

Las localidades riberas de Valtierra y Arguedas disfrutarán de la ampliación de su depuradora a partir del inicio del verano. La remodelación de esta planta se enmarca en la estrategia de NILSA (Navarra de Infraestructuras Locales, S.A) para la próxima década, basada en la depuración de núcleos pequeños y en la reforma de las instalaciones decanas para aumentar su capacidad de tratamiento del agua residual y su operatividad. Así, a través del canon de saneamiento, la entidad pública ha financiado la totalidad del presupuesto de esta planta cuyo montante es de 3.179.577 euros. Recientemente, el consejero de Administración Local, Alberto Catalán, visitó las obras de estas instalaciones, acompañado por los alcaldes riberos Alfonso Mateo y José Antonio Rapún.

La depuradora de Arguedas y Valtierra contará con elementos que contribuirán a reforzar la línea de aguas, tal como un filtro plástico de lecho bacteriano, para una mayor depuración; dos decantadores; un tanque de retención, que actuará como tanque de tormentas y dos instalaciones de tratamiento avanzado de fangos. Se mantendrán, además, las tres lagunas mayores, construidas en 1992, si bien se han suprimido otras tres más pequeñas que suponían 4.500 m2 de una superficie total de 60.000. Las lagunas que permanecen y que habían sido hasta ahora el sistema de tratamiento del agua residual se convierten en una segunda fase del tratamiento. Por otra parte, los dos tanques de tratamiento de fangos, denominados ATAD implican que los lodos saldrán de la planta una vez higienizados y reducido su volumen hasta casi la mitad. El tanque de retención evitará episodios de inundaciones. Está previsto que el caudal de la nueva depuradora sea de 15 litros por segundo (1.296 m3/día), un caudal punta de 45 litros/segundo, y uno mínimo de 3 litros/segundo.

En la actualidad, Navarra es la única comunidad que cumple con la normativa europea que exige tratar el agua de todas las poblaciones de más de 2.000 habitantes.