Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 31 de marzo de 2020
  • Actualizado 01:15

MARCILLA

La Comisión de Educación del Parlamento foral visita el IES Marqués de Villena de Marcilla

La Comisión de Educación del Parlamento foral visita el IES Marqués de Villena de Marcilla

La Comisión de Educación del Parlamento de Navarra ha visitado hoy, a petición de los G.P. EH Bildu y PSN, el IES Marqués de Villena de Marcilla, un centro que data de 1967 y cuenta con 720 alumnos (540 de ESO y 180 de Bachiller), el 40% inmigrante, atendidos por 73 profesores.

Los miembros de la Comisión que han asistido han sido Alberto Catalán, Carmen Segura (G.P. UPN), Isabel Aranburu (G.P. Geroa Bai), Miren Aranoa, Maiorga Ramírez (G.P. EH Bildu) y Carlos Gimeno (G.P. PSN).

La delegación del Parlamento ha sido recibida por Marisa Fonseca, directora del Instituto, Mónica Sanz, vicedirectora, Yolanda Guembe, jefa de estudios, Mario Fabo, alcalde de Marcilla, Vicente Navarro, concejal, Yolanda Ibáñez, alcaldesa de Milagro, Berta Pegenaute, alcaldesa de Cadreita, José Mari Sesma, alcalde de Mélida, Aquilino Jiménez, alcalde de Caparroso, así como por representantes de la Apyma.

El objeto de la visita, según han precisado Miren Aranoa y Carlos Gimeno a modo de preámbulo, ha sido “conocer in situ las características, la oferta educativa y las instalaciones del IES Marqués de Villena, a fin de corroborar la necesidad de abordar su reforma y/o ampliación”.

A continuación, se ha celebrado una reunión en la que Marisa Fonseca ha dado cuenta de los desperfectos, estructurales unos producto del desgaste y la falta de espacio otros, que han llevado al centro a reclamar un plan de mejora que entienden sería “integral” si incluyera el “proyecto de ampliación paralizado la legislatura pasada a raíz de la crisis”.

Entre las carencias recogidas en el dossier que sirve de soporte a las demandas del instituto se citan, entre otros, la ausencia de patio cubierto y salón de actos, el “ruinoso” estado de vestuarios, baños y duchas, la insuficiente cobertura de wifi, la falta de proyectores y ordenadores, la escasez de aulas y espacios polivalentes, además de una larga relación de daños estructurales (falladas, alcantarillado, saneamiento) que alcanza a la salida de emergencia, “fuera de normativa”.

Al hilo de lo apuntado, la directora se ha referido a carencias que, como “la falta de un proyector y ordenador por aula o la imposibilidad de trabajar en muchos espacios conectados a internet, inciden directamente en la labor docente. Las duchas y los vestuarios están inutilizados, los laboratorios necesitan una reforma, la bilblioteca se ha tenido que reconvertir en aula, el patio carece de cubierta... El Ayuntamiento nos cede el polideportivo y un salón de actos, pero no son maneras”, ha significado.

Marisa Fonseca ha aludido también a una factura de 16.000 euros que, para subsanar una fuga, el Ayuntamiento tiene pendiente de cobro, “porque el Departamento nos dice que la abonemos con cargo a la asignación anual de 78.000 euros, con la que apenas cubrimos los suministros básicos. Hemos estado con los baños cerrados, en condiciones deplorables y lo cierto es que, como las conducciones son antiguas, podría volver a suceder en cualquier momento”.

La directora ha concluido subrayando que “seguimos funcionando de una forma muy arcaica. Sólo os pedimos que, en la medida de lo posible, os hagáis cargo de la situación, porque en algún momento habrá que dar respuesta a todos estos quebrantos. Lo ideal sería completar la rehabilitación con el proyecto de ampliación que se nos aceptó en 2012, antes de quedar aparcado por la falta de presupuesto”.

Seguidamente, los Parlamentarios han realizado un recorrido guiado por las distintas dependencias del Instituto y, acompañados por la directora y algunos alcaldes de su zona de influencia, han comprobado los desperfectos “estructurales (accesibilidad, aislamiento, seguridad) y la falta de espacio” que socaban la tarea formativa.

El IES Marqués de Villena de Marcilla, reformado en 1995 (se anexó un edificio) y 2005 (se levantó un bloque sobre el antiguo gimnasio y sus vestuarios), oferta ESO, también para adultos, y tres de los cuatro Bachilleratos (todos menos el artístico). Entre sus puntos fuertes se encuentra la atención a la diversidad (40% de alumnado inmigrante) y el desarrollo de proyectos. Cuenta con una sección bilingüe en inglés y ofrece la posibilidad de participar en la Escuela Oficial de Enseñanza de Idiomas a Distancia (E.O.I.D) en inglés, francés y euskera.