Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 10 de julio de 2020
  • Actualizado 23:41

TUDELA

La certificación de eficiencia

La certificación de eficiencia

Consejos para el Hogar

A partir del 1 junio, y como precedente a la Directiva Europea 2002/91/CE, entra en vigor el RD 235/2013, por el que todos los edificios existentes que sean objeto de compra, venta o arrendamiento se verán obligados a adquirir el certificado de eficiencia energética a fin de obtener una valoración de sus viviendas. Dicha calificación se etiquetará de la A a la G, dependiendo de las emisiones de CO2 de la vivienda, siendo A puntuable de manera más positiva y certificando la vivienda como más eficiente. Así, se conseguirá que cada vivienda obtenga un informe objetivo que sirva de referencia a los compradores.



Estos certificados deberán solicitarlos los propietarios de las viviendas, de manera individual o colectiva en caso de comunidades de vecinos para un mayor ahorro a la hora de expedir las calificaciones.



La duración de este documento tendrá una vigencia de diez años y deberá entregarse en el órgano competente de cada CCAA.



Desde el punto de vista de los Administradores de Fincas, recomendamos hacer la certificación energética del edificio entero que de una parte, es decir, si toda la comunidad de propietarios está de acuerdo, el coste por propietario puede ser muy bajo.

¿Cómo ser más eficiente?

Todos los manuales, y todos los profesionales nos pueden aportar mil ideas y consejos para ser más eficientes en el hogar. ¡Hay que escucharlos!



Reparar goteras en grifos

Sin goteo. Reparar las fugas y vigilar los grifos mal cerrados puede suponer un ahorro de hasta 90 litros al día, según Ecologistas en Acción, así como no lavar los alimentos con el grifo abierto, sino en un recipiente (se ahorran 10 litros al día) y no usar el inodoro como papelera (ahorra unos 55 litros al día).



Ventanas y cerramientos

Cambiar ventanas y cerramientos. Sustituir las ventanas por unas más aislantes como las de carpintería mixta supone ahorrar pérdidas de calefacción en invierno y refrigeración en verano, ya que estos materiales no son conductores térmicos y por lo tanto no dejan pasar el frío ni el calor.



Aparatos eléctricos A+++

En el etiquetado, señalan la relación entre la cantidad de energía consumida y los productos y servicios obtenidos. Son más caros, pero compensan porque el gasto eléctrico es menor y se nota en las facturas. Hay que cargarlos al máximo y en las lavadoras lavar a 30ºC puede suponer un ahorro de hasta un 55% de energía;

y cocinar en ollas a presión y placas de inducción en vez de vitrocerámicas que consumen menos energía.



Ascensores selectivos

Instalar mecanismos de maniobra selectiva para que se active sólo el ascensor más cercano al punto de llamada en edificios con varias cabinas.



Bombillas LED

Las bombillas convencionales sólo convierten en iluminación el 15% de la electricidad que consumen, el resto es calor. Las bombillas LED utilizan entre un 50-80% menos de energía

y tienen una vida más larga.