Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 29 de mayo de 2020
  • Actualizado 12:19

TUDELA

“Los carnavales son las fiestas que más me gustan del año”

Es una persona muy participativa y en cuanto llegó a Tudela hace 13 años pronto se apuntó y echó una mano en lo que hiciera falta.
“Los carnavales son las fiestas que más me gustan del año”

Kati no es tudelana de nacimiento. Nació en Lasarte, pero ya se siente como una tudelana más. Llegó a Tudela hace 13 años por salud, “soy alérgica y Tudela ha sido mi medicina, aquí me he curado”, y aquí se ha quedado la familia. 

Es una persona muy participativa y en cuanto llegó a Tudela pronto se apuntó y echó una mano en lo que hiciera falta. Salía en los Zipoteros, en los olentzeros, carnavales... 

¿Cómo te enteras de la tradición zipotera?

Cuando llegué, mis hijas eran muy pequeñas y allí en la ikastola me explicaron qué era la fiesta de los Zipoteros.  

Me explicaron cómo era el traje, empezamos a salir... y ya no hemos dejado de salir. 

¿Cómo es ese disfraz?

Hay que ponerse un pantalón blanco, una camisa floreada, un pañuelo de cuadros atado con cuatro nudos y una máscara blanca que lleva unos coloretes.

Y este año, te toca ser Zipotera Mayor.

Sí. Estábamos en la reunión de zipoteros, organizando a ver quién iba a ser este año el Zipotero/a mayor y uno dijo “¿y por qué no es Kati?”. En ese momento me puse muy colorada y les dije que sí, que sería un honor para mí.

¿Qué tiene de especial el Zipotero?

Lo que tiene de especial es que son carnavales rurales. Muchos de estos carnavales se tuvieron que perder durante un tiempo y luego, algunos, se han ido recuperando. Todos los pueblos deberíamos recuperarlos porque es algo nuestro. Tiene música, folclore y todo está relacionado. De hecho se van haciendo cada vez más famosos y también los del norte de Navarra.

Kati Corrionero Zipotera Mayor 2020 carnvales

¿Cómo lo vas a vivir este año?

No lo quiero ni pensar para no ponerme más nerviosa. Creo que hasta que eche el pregón nuerviosa, luego feliz, contenta y a bailar.

¿Cómo va el discurso?

Lo tengo escrito; me falta pasarlo a limpio y rematarlo. 

Creo que se lo voy a dedicar a los zipoteros.

¿Y el disfraz?

Es el de todos los años. Además me hace mucha ilusión porque en mi pueblo, en fiestas vamos igual. Todas las cuadrillas vamos con un blusón y en mi caso lo utilizo para las dos fiestas: Zipoteros y las del pueblo. Está más que reutilizado. 

¿Qué te han dicho los amigos?

Me están dando la enhorabuena. La pena es que una parte de mis amigas de toda la vida no pueden venir porque allí también es carnaval y se celebra mucho.

De hecho, yo me he disfrazado toda la vida, desde pequeñita, siempre. Me disfrazaba viernes, sábado, domingo y a veces el lunes, porque en Tolosa, que está al lado, se celebra el lunes.

Son unas fiestas que me encantan. Son las fiestas que más me gustan de todo el año.

¿Qué disfraces guardas con especial cariño?

Tengo dos o tres en mente. Por un lado, cuando yo era pequeña, recuerdo que mi madre se pegó toda la noche cosiendo su vestido de novia para hacerme un traje de hada. Le quedó espectacular aquel disfraz.

Luego me vienen a la mente otros dos: uno de pitufos cuando éramos muy pequeños (íbamos unos 15 disfrazados de diferentes tamaños y edades); y con mis amigas recuerdo también con mucho cariño el disfraz de espantapájaros.

Y ya que te gustan tanto los carnavales... ¿algún consejo para quien no sepa de que disfrazarse este año?

Hay un millón de disfraces. Te puedes disfrazar de lo que quieras. Es tan fácil disfrazarse... con ponerse una peluca y unas gafas ya estás disfrazado.

Lo entretenido de estos días es que puedes ser lo que quieras y quien quieras. Nadie te dice nada. Te puedes meter en un personaje que no eres, es muy divertido.