Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 05 de junio de 2020
  • Actualizado 14:03

TUDELA

El Instituto Valle del Ebro y Bardenas Reales refuerzan su colaboración para investigar

El curso pasado ambas entidades firmaron un Convenio Marco de colaboración suscrito para cuatro años que se ha renovado con un programa de actuaciones.

José María Agramonte e Izaskun Ciriza en el momento de la firma
José María Agramonte e Izaskun Ciriza en el momento de la firma
El Instituto Valle del Ebro y Bardenas Reales refuerzan su colaboración para investigar

El pasado 25 de septiembre José María Agramonte, presidente de la Comunidad de Bardenas, e Izaskun Ciriza, directora del IES Valle del Ebro, sellaron la renovación de este Convenio, en la sede de la calle San Marcial, 11. De este modo, se continuará con el proyecto de investigación sobre el recuento de aves en el muladar de Mainate, a la vez que se han definido nuevas propuestas para corto y medio plazo. Tanto el presidente como la directora, expresaron su satisfacción por la renovación, a la vez que hicieron un balance muy positivo de este primer año. Bardenas está impulsando una línea de actuación en el ámbito educativo, que entronca a su vez con el Bachillerato de investigación (llamado Bi+) del IES Valle del Ebro, implantado desde el curso pasado, y que desde su origen ha buscado establecer la cooperación con organismos del entorno.

El trabajo sobre este muladar, realizado este año por los alumnos José Planillo y Jesús Navarro, fue seleccionado para recibir una beca de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) y fue expuesto en las IX Jornadas Técnicas de Bardenas Reales, celebradas el pasado mes de abril. El objetivo ahora es continuar con esta línea de trabajo para recabar datos de la próxima anualidad. Dos nuevos alumnos de este Bi+ se encargarán de ello a partir de este curso: Eneko Pérez y Aimar Jusué. 

El depósito de subproductos animales no destinados a consumo humano (SANDACH) en el muladar es realizado por el personal de guarderío de Comunidad de Bardenas Reales de Navarra, de ASOBAR y ASCAPEBAR, y proceden de los ganados extensivos autorizados, de cadáveres de animales silvestres procedentes de atropellos u otras causas no generadoras de epidemias, o bien de la actividad cinegética.

En Navarra, las especies necrófagas de interés comunitario presentes son principalmente cuatro: el buitre leonado es la más frecuente con unas 2.700 parejas reproductoras; el milano real, con una población estimada de 250 parejas; el alimoche, con 130; y el quebrantahuesos, con una población de 8 parejas, también puede darse el caso de la aparición esporádica de buitre negro en la zona de las Bardenas Reales.