Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 05 de junio de 2020
  • Actualizado 02:09

RIBERA

La Guardia Civil celebró el Pilar

La Benemérita celebró por todo lo alto el día de su santa y patrona, la Virgen del Pilar.
Los homenajeados el 12 de octubre dentro de los actos realizados por la Guardia Civil en Tudela
Los homenajeados el 12 de octubre dentro de los actos realizados por la Guardia Civil en Tudela
La Guardia Civil celebró el Pilar

La Benemérita celebró por todo lo alto el día de su santa y patrona, la Virgen del Pilar. Cintruénigo, Fitero, Alfaro, Corella, Castejón y todas las poblaciones que cuentan con presencia del cuerpo participaron de las misas locales por la festividad. 

Tudela, por su parte, contó con eucaristía y aperitivo en el cuartel de Aranaz y Vides, donde los alcaldes de Fontellas, Murchante y Tudela acompañaron al capitán jefe de la 5ª Compañía local, Pedro Martín Páez.

El capitán aprovechó la cita para recordar que este año se celebra el 175º aniversario del cuerpo “como custodio de la paz y la seguridad ciudadana”, dijo. “El cuerpo de la Guardia Civil se fundó el 13 de mayo de 1844 respondiendo a la necesidad de la época”, recordando también, por otro lado, que su fundador, Francisco Javier Girón y Ezpeleta, era navarro.

Por otro lado, tuvo palabras para las 853 víctimas del terrorismo de ETA, “cobardemente asesinadas, sin causa ni beneficio”. Así, afirmó que “los guardias civiles están siempre próximos a la ciudadanía, en cualquier evento, tenemos encomendada la noble misión de velar por la seguridad del resto de los ciudadanos y así lo hacemos con cercanía hacia las víctimas y al que sufre”, aseguró. “175 años de existencia tienen una razón de ser, por ello es una de las instituciones mejor valorada por los ciudadanos” destacó.

Para concluir el acto, intervino el alcalde, Alejandro Toquero, que felicitó a la Benemérita por su 175º aniversario. Además, destacó que el clásico himno “La muerte no es el final”, que ahora se emplea en ceremonias oficiales de homenaje como el de este día, es obra del militar y compositor tudelano, Tomás Asiáin Magaña.

Del cuerpo destacó que “ha sido fundamental para la consecución de los derechos y libertades de los que gozamos hoy”. “Habéis sufrido en la piel los tiempos duros del terrorismo de ETA”, dijo, y destacó que “todos estamos para servir, y serviremos juntos por el bien de todos”. “Nadie, nunca jamás, podrá echaros de vuestra casa, Tudela, Navarra y España os necesitan”, arengó.  

“Las Fuerzas de Seguridad del Estado sois los garantes de los derechos y libertades y tenéis el absoluto apoyo de la ciudad que presido”, aseguró.

También recordó que ya en el siglo XV la reina Blanca de Navarra profesaba una devoción tan grande a la Virgen del Pilar, que adoptó como lema personal “A ti me arrimo”, que Toquero hizo suya para cerrar las intervenciones del evento. 

Condecorados

Durante el acto se entregaron diferentes insignias: Alberto Bravo recibió la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil; José Miguel Sánchez la Cruz del mérito militar; José Antonio María Campos la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil; Juan Ignacio Mínguez la Cruz a la Constancia en el Servicio. Las Insignias de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo fueron para Antonio Roche y su esposa e hijos, Mª Teresa Ortín, Francisco y Jesús Roche, así como para Francisco Rodríguez López.

Arasti también apoyó

Por su parte, el Delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, destacó en el acto celebrado en Pamplona que “la Guardia Civil es más necesaria que nunca en Navarra y seguirá desempeñando su labor como hasta ahora”.