Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 11 de abril de 2021
  • Actualizado 02:53

TUDELA

Un gran logro para el IES Valle del Ebro

El instituto recibió una Mención de honor y un segundo premio a uno de sus trabajos en el 32º Congreso de jóvenes investigadores.

Alumnas y profesorado del instituto Valle del Ebro
Este Congreso promueve la investigación entre los jóvenes y consagra en esta edición al instituto tudelano como especialmente destacable en aras del fomento de la cultura científica, tecnológica e investigadora en el ámbito de la juventud
Un gran logro para el IES Valle del Ebro

El 32º Congreso, organizado por el Ministerio de Educación, se celebró de manera virtual entre el 31 de noviembre y el 4 de diciembre. El centro tudelano tuvo una participación muy destacada ya que tres de sus trabajos fueron seleccionados para ser presentados. De hecho dos de ellos consiguieron un accésit de 1.000 euros otorgado por el Ministerio de Universidades, concretamente el trabajo de María Lebbbardi ‘Escribir el silencio: Análisis del discurso narrativo en la literatura fantástica francesa del siglo XIX’ y el trabajo de Iván Azcona y Javier Gómez ‘Toma de decisión para mejorar el tráfico en una sección del plano de Tudela’.

Además, el trabajo del IES Valle del Ebro titulado ‘El papel de la mujer en el sector conservero en la ribera de Tudela’, de Clara García y Nerea Pérez, consiguió alzarse con un dignísimo Segundo Premio de 3.000 euros, otorgado también por el mismo Ministerio. Sin duda, un gran logro para todo el instituto y concretamente para estos cinco ex-alumnos del Bachillerato I+ y para sus profesores tutores: Silvia Rodríguez, Carlos Simón y Francisco Santos, así como para la dirección del centro y el coordinador del programa: Pablo Ijalba. Recordemos que estos trabajos, seleccionados para dicho Congreso, fueron los proyectos de fin de Bachillerato de Investigación de estos alumnos, que culminaron con éxito su formación en el IES Valle del Ebro en el pasado junio. 

Por otra parte, el IES Valle del Ebro ha visto reconocida su labor no solamente gracias a los éxitos de su alumnado, sino con la concesión de uno de los premios más importantes de todo el Congreso, la Mención de Honor al centro docente o asociación cuya labor es apreciada como especialmente destacable en aras del fomento de la cultura científica, tecnológica e investigadora en el ámbito de la juventud. 

María Lebbardi y su tutora Silvia

María Lebbardi y su tutora Silvia

Un premio que viene a corroborar y ratificar el esfuerzo y dedicación empleados en el IES Valle del Ebro en aras de crear y mejorar su Bachillerato de Investigación, un programa que no solo es pionero e inspirador para otros centros de la geografía foral, que ya se miran en su espejo, sino que con este galardón alcanza su consagración a nivel nacional y equipara al centro tudelano en su labor de fomento educativo con instituciones tan prestigiosas como la Sección de Ciencias del periódico El País, por ejemplo, ente que recibió el mismo premio en pasadas ediciones.

Javier, Iván y su tutor Carlos

Javier, Iván y su tutor Carlos

Además del centro educativo ribero, ha recibido también un Premio Especial el reconocido y popular divulgador científico Javier Santaolalla, doctor en física de partículas e ingeniero, quien ha trabajado en el Centro Nacional de Estudios Espaciales en Francia y en la Organización Europea para la Investigación Nuclear, donde vivió el descubrimiento del bosón de Higgs. Su labor de divulgación es muy popular en diversos medios, como los canales de Youtube: 'Date un Voltio' y 'Date un Vlog'.

Nerea, Clara y su tutor Francisco

Nerea, Clara y su tutor Francisco

La entrega de premios de esta edición, tan especial para el IES Valle del Ebro, tuvo que ser online, por las circunstancias sanitarias que todos sufrimos, y así es como Izaskun Ciriza, la directora del instituto recibió emocionada este importante reconocimiento. Ella agradeció su dedicación al alumnado participante, al profesorado, coordinador y compañeros de dirección, así como a las variadas instituciones que colaboran con el IES Valle del Ebro para que los trabajos que se implementan obtengan una repercusión, una reflexión y una mejora en la propia sociedad que los ve nacer. El fin último, en definitiva, de la investigación científica.