Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 02 de abril de 2020
  • Actualizado 00:48

TUDELA

En busca del marco incomparable

En busca del marco incomparable

Una instantánea colgada en la pared de casa significa tanto como el mismo instante que representa. Por eso los novios buscan un trabajo especial y personalizado para los reportajes fotográficos de boda. La clásica imagen de la pareja en un enclave acogedor o en medio de un entorno imponente sigue pegando fuerte, aunque los servicios de los profesionales de la fotografía ahora van mucho más allá de la propia ceremonia.

Entre los trabajos que más auge están cobrando entre los fotógrafos están los reportajes de pre boda. Cualquier escenario es válido, aunque la tendencia muestra una predisposición a posar en lugares cotidianos o cercanos al contexto de la pareja.

Así pues, la residencia familiar o la paterna son algunos de los escenarios escogidos por los novios. Un reportaje de pre boda es más informal que el del día de la ceremonia. Los novios en ocasiones optan por vestirse con ropa cotidiana y utilizar elementos ornamentales como globos

o golosinas. Otra opción que gusta mucho es la de incluir a amigos

y amigas de la pareja en muchas de las imágenes.

A la hora de realizar las fotografías específicas a la pareja, los enclaves naturales no bajan del primer lugar del cajón. Los más demandados son entornos como la Bardena, lugares de los cascos históricos de ciudades o los campos de viñedos y amapolas.