Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 17 de febrero de 2020
  • Actualizado 14:18

TUDELA

El PSN de Tudela se desmarca de Pamplona

El PSN de Tudela se desmarca de Pamplona

“El candidato de Tudela se elegirá en Tudela”. Así de tajante se mostró Manuel Campillo, portavoz del grupo municipal del Partido Socialista de Navarra (PSN) en Tudela, ante las declaraciones que la pasada semana salieron a la luz desde la dirección regional. En ellas, María Chivite acusaba a la agrupación de Tudela de no haber trabajado para la consecución de candidatos a las primarias para ser cabeza de lista de cara a las elecciones municipales de 2015. Desde el PSN de Tudela, consideraban esas manifestaciones “falsas”.

La agrupación en bloque, tanto la ejecutiva local como los simpatizantes y afiliados, mostró su rechazo a las manifestaciones de la recientemente elegida candidata socialista a la presidencia del Gobierno de Navarra. No sólo eso, sino que además fueron más allá. La tarde el viernes 21 aprobaron un documento sobre el proceso de primarias en el que recogían los hechos acaecidos durante las últimas semanas acerca de la falta de candidatos en Tudela. Los dos puntos principales de la declaración dejan patente que la ruptura con la dirección regional es total. Primero, que el candidato que se escoja en Tudela deberá ser avalado por la propia agrupación local y, segundo, una petición en firme de que los avales rechazados  por defecto de forma a Ana García fueran tomados en consideración para que esta abogada tudelana lograse ser candidata.

Cronología

Campillo aseguró que las manifestaciones de la directiva regional no tiene fundamento, aportando una cronología de los hechos. “Se le trasladó a María Chivite la preocupación por la ausencia de precandidatos primero y por la presencia de uno sólo después”, relató el actual portavoz.

“Se contactó con varias personas para invitarles a concurrir al proceso de primarias, sin resultados”, prosiguió Campillo. “Después, Ana García presentó los avales en muy pocos días, aunque fueron rechazados por defectos de forma”. añadió. “La valoración que hacemos es que una de las causas por la escasez de voluntarios para este proceso es la forma en la que se ha tratado a los miembros de esta agrupación a nivel local. Por nuestra autonomía de criterio se nos han puesto trabas, lo que ha provocado el desánimo y la desafección de muchos afiliados”, sentenció Campillo.

Por su parte, Ana García confirmó que estudiará el volver a recurrir la resolución de su impugnación por haber rechazado sus avales. “Ante una respuesta tan inconcreta por parte de la dirección regional, es lo que tengo que hacer”, señaló García. El proceso ahora podría demorarse meses.