Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 24 de noviembre de 2020
  • Actualizado 19:07

TUDELA

El consejero Aranburu trasladó un mensaje de "tranquilidad" al empresariado y personal de asesoría de la Ribera ante la reforma fiscal

El consejero Aranburu trasladó un mensaje de "tranquilidad" al empresariado y personal de asesoría de la Ribera ante la reforma fiscal

El consejero de Hacienda y Política Económica, Mikel Aranburu, y el director gerente de Hacienda, Luis Esáin, se reunieron este martes 16 de febrero con un centenar de empresarios y empresarias, fundamentalmente de pymes y micropymes, y profesionales del campo de la asesoría para explicarles las novedades introducidas por la reforma fiscal recientemente aprobada por el Parlamento de Navarra.

En el encuentro, celebrado en Tudela, en la Asociación de Empresarios de la Ribera y organizado por el Club de Marketing, Aranburu trasladó nuevamente un mensaje de “tranquilidad” al empresariado por los “efectos limitados” de las modificaciones, unos cambios que, en todo caso, se hacían necesarios ante el “preocupante” contexto presupuestario de Navarra.

Al respecto, insistió en que en el periodo 2010-2015 Navarra ha perdido 771 millones de euros de capacidad de financiación, equivalente al 20% de los Presupuestos Generales. En este contexto de pérdida de recursos, el Ejecutivo tiene que hacer frente a la reforma fiscal introducida en 2014, que detraerá 103 millones de euros de ingresos a Hacienda en dos años (2015 y 2016).

Tanto el consejero como el director de Hacienda indicaron que, respecto al impuesto de sociedades, los tipos de las pymes y micropymes – 23% y 19% respectivamente- seguirán por debajo que en el Estado (ambos 25%) y la CAV, comunidad con una estructura económica similar. En cuanto a SAL y cooperativas, el tipo es del 17%. En el Estado no hay trato especial. Únicamente se ha subido el tipo impositivo a las grandes empresas, del 25% al 28%.