Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 06 de julio de 2020
  • Actualizado 23:26

ALFARO

El buen tiempo y la alta participación dejan unas fiestas alfareñas de nota

El buen tiempo y la alta participación dejan unas fiestas alfareñas de nota

Bajo un sol veraniego durante el día, ante noches más que agradables, los alfareños han disfrutado de sus fiestas patronales por San Roque y San Ezequiel con un gran ambiente en las calles y enorme participación en todos los actos propuestos desde el programa oficial tanto por el Ayuntamiento como por las cuadrillas de jóvenes y los hosteleros.

Tras el lanzamiento del chupinazo el domingo, el martes llegó el día en honor a los patronos con la multitudinaria procesión acompañando las imágenes de San Roque y San Ezequiel por las céntricas calles de la localidad. Los grupos de bailes regionales locales y la comparsa de gigantes y cabezudos les dedicaron varias danzas ante el aplauso de todos.

Con la tradición cumplida, las fiestas han dedicado cada jornada a un colectivo: el miércoles fue el homenaje a los mayores en la plaza de España, con la actuación de la Rondalla del Hogar; el jueves se reservó para la mujer con cerca de 200 disfrutando de pasacalles, comida popular y baile; y el viernes fue el turno para el día joven, con comida popular para más de 700, baile con pinchadiscos locales en la plaza San Francisco y el concierto de los canarios Efecto Pasillo, que volvieron a llenar la plaza de España.

Con un balance satisfactorio por parte del Ayuntamiento y también de los vecinos, el sábado fue el día de huelga, el de la transición hacia la normalidad. Un multitudinario encierro de toros y el Entierro de la Cuba a medianoche pusieron el final a estas fiestas patronales alfareñas y el inicio de la cuenta atrás hacia las siguientes.