Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 17 de abril de 2021
  • Actualizado 07:10

TUDELA

El 15-M de Tudela alza la voz contra los recortes en los servicios públicos

1316523186.jpg
El 15-M de Tudela alza la voz contra los recortes en los servicios públicos

El pasado 18 de septiembre, el movimiento 15-M de Tudela se reunió en la Plaza de los Fueros de la capital ribera como parte de la convocatoria nacional de colectivos y organizaciones, para manifestarse en contra de los recortes que se están llevando a cabo en los servicios públicos, de manera especial en educación y sanidad, afectando a la calidad y cantidad de estos servicios sociales básicos.

Desde estas organizaciones consideran que los servicios públicos están "en el punto de mira" de los mercados, y las soluciones que se están aplicando, consistentes en la reducción de presupuesto en servicios mínimos básicos, están vulnerando los derechos de muchas personas, y serán muchas más, afirman, si "se continúa por esta vía de contentar a los mercados económicos, financieros y productivos, quienes anteponen las ganancias monetarias a cualquier otro factor, sea más o menos beneficioso para la sociedad en su conjunto". Pidieron la vuelta a manos públicas de los centros privatizados también.

A este respecto señalan especialmente el caso de la Sanidad, donde consideran que la subcontratación de servicios como el transporte sanitario, la gestión de cafeterías en los hospitales y la lavandería hospitalaria, forman parte de la privatización sanitaria del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea. También hacen especial hincapié en el hecho de que se haya suprimido en esta Comunidad el Proyecto de Detección del Cáncer de Colon de los presupuestos sanitarios.

Otro de los servicios públicos que han sufrido recortes es el de la Educación. Desde estos colectivos opinan que "estamos asistiendo a un ataque en toda regla contra la educación pública, que afectará a toda la sociedad, no solamente al profesorado". De este modo, alegan que el alumnado que precise de algún tipo de educación especial quedará "a la deriva", ya que sostienen que "en Navarra no sobran profesores".