Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 11 de abril de 2021
  • Actualizado 02:44

TUDELA

Dos dioses

Hay un Cristo Rey sobre trono de oro

Y un Dios Niño que nace en un pesebre

Y no, no son el mismo.

El dios de la venganza

En el día del juicio

No es el Dios del Perdón

En la Hora de la Misericordia.

Ni tampoco el dios del trueno

Es El que mece la yerba.

Ni el del palio y las monedas,

A la vista de todo el mundo,

Es Quien consuela, sirve y libera

El interior silencioso de los corazones…

Solo comparten nomenclatura.

Pueden llamarse igual

Pero no son el mismo

El Dios del Amor y el dios de la ira.

Hay un Dios que Es el que es,

Con mil nombres diversos,

Distinto al otro dios

Que oculta bajo su título

Mil cosas que no son Dios.

Hay un dios por quien se mata

Y un Dios que muere con quien muere,

Hay, pues, un Dios de la Vida,

Y hay un dios que la niega.

Hay un dios monócromo y Otro de colorines,

Un dios que quiere convertirlo todo en uno

Bajo su hierro, su cetro y su corona

Y un Dios que porque es Uno

Todo lo sostiene

Aunque nazca en un pesebre

Y muera en una cruz.

Mikel Ziordia