Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 29 de mayo de 2020
  • Actualizado 05:50

ARGUEDAS

Cerca de 90 menores saharauis que pasan el verano en Navarra visitan Sendaviva

La Asociación Navarra de Amigos del Sáhara (ANAS) acude al parque cada año desde 2006 para disfrutar de una jornada de diversión.

Cerca de 90 niños y niñas saharauis visitan el parque de Sendaviva en Navarra.
Cerca de 90 niños y niñas saharauis visitan el parque de Sendaviva en Navarra.
Cerca de 90 menores saharauis que pasan el verano en Navarra visitan Sendaviva

Los menores llegaron a Navarra a finales de junio y no volverán a los campamentos de refugiados de Tindouf hasta el próximo 26 de agosto.

Cerca de 90 niños y niñas saharauis, procedentes de los campamentos de refugiados de los alrededores de Tindouf (Argelia) que están pasando el verano en Navarra gracias a la Asociación Navarra de Amigos del Sáhara (ANAS), visitaron el pasado viernes, 21 de julio, Sendaviva, el parque de Aventura y Diversión. La asociación repite la visita al parque con los niños saharauis desde el año 2006.

ANAS, totalmente implicada con el pueblo saharaui, acoge durante el verano a niños y niñas procedentes de los campamentos saharauis situados en los alrededores de Tindouf (Argelia) desde 1996, dentro del programa nacional “Vacaciones en Paz”, con la finalidad de proporcionarles entornos de convivencia en un clima de paz y tolerancia.

En total, un centenar de personas entre niños y monitores disfrutaron en Sendaviva de las más de 30 atracciones que tiene el parque, el entretenido espectáculo de circo, la exhibición de vuelo de aves rapaces y la programación especial de ‘La Isla del Tesoro’ con divertidos photocalls. Además, pudieron ver a los más de 800 animales de 200 especies que conviven en un régimen de semilibertad en el parque.

Para algunos de los niños y niñas la experiencia es nueva pero para muchos otros no, ya que la Asociación Navarra de Amigos del Sáhara (ANAS) reproduce este programa de "Vacaciones en paz" desde 1997. Así, los menores son enviados desde Argelia para estar un tiempo con sus familias de acogida, lejos de las altas temperaturas que en estas fechas padecen los refugiados que habitan en el desierto, momento que se aprovecha, además, para realizarles diferentes chequeos y pruebas médicas.

Los menores llegaron a la Comunidad Foral el pasado 27 de junio y permanecerán aquí hasta el 26 de agosto, día en que regresarán a los campamentos de refugiados de Tindouf (Argelia).