Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 13 de julio de 2020
  • Actualizado 00:16

CERVERA DEL RÍO ALHAMA

Cerca de 100.000€ para la restauración de las cubiertas de la iglesia de San Gil en Cervera de Río Alhama

La consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, ha visitado hoy la iglesia para conocer el resultado de los trabajos de restauración realizados en las cubiertas de este edificio construido entre los siglos XV- XVII. 

Visita a la iglesia de San Gil
Visita a la iglesia de San Gil
Cerca de 100.000€ para la restauración de las cubiertas de la iglesia de San Gil en Cervera de Río Alhama

La consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, ha visitado hoy en Cervera de Río Alhama, la iglesia parroquial de San Gil para conocer  el resultado de los trabajos de restauración realizados en las cubiertas de este edificio construido entre los siglos XV- XVII. 

En esta intervención, que se ha realizado en dos fases, el Gobierno de La Rioja ha invertido 91.676,94 euros, el 80,2% del presupuesto total que ascendió a 114.200 euros, incluidas en la línea de ayudas destinada a entidades locales para la restauración de ermitas, iglesias, retablos y demás elementos singulares. 

En la primera fase, se atendieron las patologías más graves detectadas, que estaban generando daños en el interior de la iglesia. En concreto, se intervino en los faldones de la nave y la zona sur de la capilla del Rosario. Además, se restauró la linterna de la capilla del Rosario y alguno de los aleros (los más dañados) de la fachada norte.

Los trabajos incluyeron la reparación previa de la estructura y los faldones, así como un posterior retejado general, e impermeabilización, con el sellado de los puntos en los que se filtraba agua. Para esta fase inicial, el Ejecutivo riojano aportó 42.584,94 euros, el 78,6% de la inversión total, que ascendió a 54.200 euros.

En la segunda fase, se actuó sobre los faldones no intervenidos en la primera y se reparó el conjunto de cubiertas que quedaban pendientes. Para ello, se realizó un retejado general del resto de faldones de cuerpos adosados y de la torre.

También en esta segunda fase se han realizado trabajos de impermeabilización de las zonas intervenidas (sellado y eliminación de puntos de filtración de agua detectados en el interior).

En la cubierta de la torre se realizó una completa intervención, que incluyó la restauración de revocos de mortero; la limpieza y pintado del campanillo; la reparación de una pequeña estructura de madera que existe; así como la demolición de la buhardilla de acceso, colocando en su lugar una trampilla acristalada.

La inversión del Gobierno de La Rioja en esta segunda fase fue de 49.092 euros, lo que supuso el 81,82% de los 60.000 euros de la cuantía total de la intervención.