Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 20 de febrero de 2020
  • Actualizado 06:28

TUDELA

Cada vez más solidarios

Cada vez más solidarios

Para educación a distancia

La parroquia Madre del Buen Pastor de Tudela, (Capuchinos), celebrará el próximo sábado 15 de diciembre su tradicional Bocadillo Solidario. Esta actividad, en la que participan todos los grupos de la parroquia, tiene como finalidad recaudar fondos para diferentes proyectos que las misiones de los Capuchinos tienen en Ecuador.

Acción conjunta.

Este año el dinero recogido se destinará a un proyecto de material didáctico para el Centro Educativo Yachana de Inti.



La Ong Catildeterra, creada en el año 2003, es la encargada de enviar el dinero y elegir el proyecto a través del Vicariato Apostólico que los Capuchinos tienen en Aguarico. "Se trata de una de las zonas más pobres de Ecuador. Desde allí, una vez al año, nos mandan una serie de proyectos que podemos llevar a cabo, generalmente relacionados con la educación o la sanidad", explica Marichu Malo, secretaria de la Ong.

Recogida especial

Se suelen recaudar en torno a los 6.000 euros procedentes de la venta de los bocadillos, que tienen un precio de 3 euros, y los boletos que los niños de catequesis venden, a 1 euro, para el sorteo de una cesta. "No se paga nada. Tanto el pan como la chistorra, la bebida, la cesta, los objetos de la tómbola y el coste de los boletos son donados por diferentes empresas, establecimientos y particulares, por lo que el dinero va íntegro al proyecto", señala el párroco José Luis Orella, que asegura estar muy satisfecho con el éxito que cada año tiene esta iniciativa.



Los actos comienzan con una tómbola y los juegos organizados por la asociación de tiempo libre Eguaras, mientras los catequistas y voluntarios de la parroquia se encargan de la elaboración y reparto de los bocadillos. Tras la comida tiene lugar el festival en el que actúan los diferentes grupos y que finaliza con el sorteo de la cesta.

Los trece voluntarios de la delegación de Tudela del Banco de Alimentos de Navarra trabajan todo el año para ayudar a quienes más lo necesitan, en este caso, en la comarca de Tudela. Su labor consiste en recoger alimentos aportados por diferentes empresas o financiados por la Unión Europea. Estos últimos vienen desde Pamplona acompañados de un listado con los lotes que corresponden a cada entidad de la zona.



Una vez recibido el total de los alimentos, cuya recogida se prolonga durante varios días, se realizan los 35 lotes a repartir "y de cada pueblo y cada parroquia vienen aquí a recogerlo", explica Joaquín Sáez, representante del Banco de Alimentos en Tudela.



Son las parroquias, a través de sus voluntarios, quienes se encargan del reparto directo a las familias que, una vez inscritas, reciben su lote correspondiente según los miembros que la forman. De los cuatro envíos anuales, este año se han recibido sólo dos. "Pensamos que se reducirá el número de envios pero no la cantidad de alimentos ya que nos han mandado el doble que la vez anterior", señala Sáez.

Con motivo de la Navidad, se realiza una recogida especial, a través de convenios con varias cadenas de supermercados, en la que se invita a la gente que entra a comprar a colaborar. Se piden productos de primera necesidad, especialmente leche, y que no sean perecederos, ya que no cuentan con cámaras frigoríficas. Todo lo que se recoge se organiza en el almacén y se reparte, en lotes iguales, entre las parroquias de Tudela que son quienes envían colaboradores para cubrir los turnos de recogida en los diferentes establecimientos.