Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 06 de junio de 2020
  • Actualizado 19:29

NAVARRA

Buñuel suma respecto a ayer un nuevo caso de coronavirus; Cintruénigo, 6; Corella, 4; y Tudela, 8

Navarra contabiliza 1.641 casos, 230 de ellos en las últimas horas, mientras que se duplica en el último día el número de personas recuperadas de la infección, alcanzándose la cifra de 70.

 La consejera Santos Induráin, durante su comparecencia
La consejera Santos Induráin, durante su comparecencia
Buñuel suma respecto a ayer un nuevo caso de coronavirus; Cintruénigo, 6; Corella, 4; y Tudela, 8

Navarra contabiliza 1.641 casos de coronavirus COVID-19, según los últimos datos disponibles de última hora del jueves, de los que 230 se han registrado en el último día. Supone un incremento del 16% sobre el total de casos acumulado hasta ayer.

Desde que se iniciara la epidemia se han producido un total de 58 fallecimientos, 9 de ellos en las últimas horas. El rango de edad de las personas fallecidas oscila entre 57 y 92 años. Mientras, un total de 70 personas se han recuperado de la infección, 35 de ellas en el último día.

De los 1.641 casos positivos de COVID-19, un total de 732 han requerido o requieren hospitalización. Cabe destacar que desde el inicio de la epidemia 75 personas han necesitado ingreso en UCI.

La consejera Induráin, en su comparencia diaria ante los medios de comunicación, ha recordado que las cifras facilitadas responden a la situación comunicada al Ministerio a las 20 horas del día anterior, aplicando el criterio fijado para todas las comunidades autónomas. No obstante, ha aclarado que la Presidenta Chivite, a media mañana de este viernes, ha trasladado al Parlamento la actualización de estos datos, un total de 1.715 casos positivos en Navarra.

Detección precoz en profesionales sanitarios

En relación a los profesionales del sistema sanitario navarro, la cifra de positivos se eleva a 330. Priorizar la detección precoz de la enfermedad en este colectivo está siendo fundamental para evitar posibles contagios y, también, para minimizar los tiempos de aislamiento en caso de que los resultados sean negativos. La citada cifra incluye los positivos en todos los estamentos  (personal médico, de enfermería, de administración, de mantenimiento…). Cabe recordar que el número de profesionales que trabajan en el sistema sanitario navarro, público y privado, es 15.000, aproximadamente.

Gracias al sistema de circuito en REFENA de pruebas PCR para profesionales de servicios esenciales, como los sanitarios, existe un diagnóstico muy ajustado en este colectivo, ya que prácticamente la gran mayoría de este personal que ha presentado síntomas ha sido o ha tenido la opción de someterse a esta prueba de laboratorio que permite una detección muy fiable de la presencia del virus mediante una cita previa y trasladándose en su vehículo a este lugar donde se les ha tomado las correspondientes muestras. 

Desglose por Zonas Básicas de Salud

Navarra publica los datos de la evolución de la epidemia por Zonas Básicas de Salud. Se facilita este desglose de los datos relativos al Sistema Sanitario Público, al que faltaría incorporar los datos de los centros sanitarios privados.

Cabe destacar que, según los últimos datos disponibles de última hora del jueves, de los 1641 casos positivos de COVID19 contabilizados, un total de 1446 pacientes están siendo atendidos en el Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea (SNS-O).

En relación a la nueva información disponible, se facilita la distribución, en las 54 Zonas Básicas de Salud, del total de casos confirmados en el SNS-O y de la correspondiente tasa de casos por 1.000 habitantes.

Casos Zona Básica de Salud 

Confirmados

Casos por 1000 habitantes

Buñuel

15

1,38 

Carcastillo  

6

1,53

Cascante 

15

1,52

Cintruénigo 

46

5,63

Corella 

17

1,69

Olite          

7

0,99

Peralta         

15

1,31 

San Adrián          

16

1,35

Tudela Este         

32

1,63

Tudela Oeste         

29 

2,52

Valtierra-Cadreita         

10

0,93 

Los partos del Hospital García Orcoyen se atenderán en el CHN

Desde la Gerencia de Atención Primaria se ha enviado a los centros de salud de Navarra las medidas generales en la atención pediátrica sobre los exámenes de salud (revisiones), vacunaciones y atención domiciliaria de los recién nacidos, que, salvo algunos cambios, se mantienen como se venían haciendo. El objetivo de estas medidas es evitar el riesgo de exposición al virus en los recién nacidos. También se continúa ofreciendo los cuidados y el apoyo a la embarazada en las consultas de obstetricia por parte del ginecólogo y la matrona. A este respecto, como novedad, cabe destacar que a partir de hoy los partos del Hospital García Orcoyen de Estella-Lizarra, así como las urgencias ginecológicas, se van a atender, en el Complejo Hospitalario de Navarra para ofrecer una atención de más calidad a las mujeres embarazadas.

 Con respecto a los exámenes de salud al recién nacido, después de revisar los documentos al respecto de la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria, lo que se está haciendo en otras comunidades autónomas y las directrices del Instituto de Salud Pública de Navarra, se recomienda mantener las revisiones, tal y como se vienen haciendo, hasta los 15 meses. En función de los cambios que se están produciendo, hay centros de salud que los pediatras atienden principalmente la demanda, y los exámenes de salud los están realizando el personal de enfermería, siempre consultando con el o la pediatra en los casos en que fuera necesario. Y en cuanto a la administración de las vacunas en todos los pacientes, se seguirá con el calendario vigente hasta los 15 meses.

En aquellos centros en los que se hayan establecido dos circuitos diferenciados de atención, estas revisiones se harán en las consultas no destinadas a patología respiratoria. 

Respecto a la visita domiciliaria al recién nacido, se hará una primera valoración telefónica como se viene haciendo. Posteriormente, se puede tomar la decisión que se considere más adecuada: visita domiciliaria, seguimiento telefónico, cita programada en el centro de salud sólo en los casos necesarios, o cita para revisión de los 15 días.  

Atención al embarazo, parto y puerperio

A pesar de que no hay mucha información al respecto, porque existen pocos casos documentados, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Sociedad Española de Neonatología (SENEO), y Sociedades de Enfermería Neonatal y de Matronas, bajo la coordinación de la Dirección General de Salud Pública, han difundido unas recomendaciones para prevenir la enfermedad por el COVID-19 en la mujer embarazada, “colectivo que, al parecer, no es más susceptibles de infectarse por coronavirus”.

Por lo tanto, según estas sociedades científicas, las medidas preventivas y recomendaciones deben ser similares a las establecidas para la población general:

 Durante el embarazo y el puerperio:

  • Lavado frecuente de manos.
  • Al toser o estornudar cubrirse la nariz y la boca con el codo flexionado.
  • Evitar tocarse los ojos, nariz y boca ya que las manos facilitan la trasmisión.
  • Usar pañuelos desechables para eliminar secreciones respiratorias y tirarlo tras su uso.
  • Evitar aglomeraciones y transporte público.
  • Limitar las relaciones sociales.
  • Limitar los viajes a los estrictamente necesarios.
  • Limitar las visitas en hospital y casa durante la epidemia.

En caso de sintomatología, autoaislarse en el domicilio y ponerse en contacto con los servicios sanitarios, según las recomendaciones vigentes en cada comunidad.

Tras el parto, si no hay contraindicación clínica, se facilita el contacto piel con piel, de forma segura para el bebé.

Y respecto a la lactancia, si bien no existen datos suficientes para hacer una recomendación en firme sobre el amamantamiento, en el caso de mujeres infectadas por SARS-CoV-2, es importante insistir en que la lactancia materna otorga muchos beneficios como el potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente al SARS-CoV-2. Por ello, y ante la evidencia actual, se recomienda el mantenimiento de la lactancia materna desde el nacimiento, siempre que las condiciones clínicas del recién nacido y su madre así lo permitan.

En resumen, durante el embarazo, parto y puerperio los cuidados se siguen manteniendo, ofreciendo apoyo a la embarazada en las consultas de obstetricia por parte del ginecólogo y la matrona. Se sigue realizando el seguimiento de las mujeres tras el alta hospitalaria desde las consultas de matrona. Además, en los casos de especial dificultad con la lactancia, tanto desde los CASSYR como desde la Unidad de Lactancia, si fuera necesario, se ofrece apoyo telefónico y presencial. El Complejo Hospitalario de Navarra y el Hospital Reina Sofía de Tudela continúan atendiendo los partos en sus centros, y el Hospital García Orcoyen de Estella/Lizarra ha decidido, a partir de hoy, que los partos y las urgencias ginecológicas se atiendan en el Complejo Hospitalario de Navarra.