Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 04 de abril de 2020
  • Actualizado 07:43

TARAZONA

Almazara La Verónica, oro líquido a la manera tradicional

Almazara La Verónica, oro líquido a la manera tradicional

Un producto único con la mayor profesionalidad y delicadeza. El aceite Olituriaso, cuya fábrica está situada en pleno casco urbano de Tarazona, elabora aceite virgen extra con prensas y capachos mediante el sistema tradicional de prensado en frío. Una diferenciación que hace que la Almazara de la Verónica sea uno de los pocos trujales que utiliza este método de fabricación en toda España.

La variedad principal que trabaja este trujal de genuina personalidad es el aceite que procede de la oliva Empeltre, la que más predomina en Tarazona y la Ribera de Navarra y la que da nombre popularmente a las fincas de olivos conocidas como ‘empeltrerías’. Este fruto confiere al producto final un elegante color amarillo oro, un sabor dulce aderezado con un suave picor, todo ello resumido en la calidad más excelente posible.

La Almazara de la Verónica, además, acaba de poner en marcha sus nuevas instalaciones en la carretera de Zaragoza (frente a la gasolinera). En ellas, se agiliza el proceso de pesaje y limpieza de las olivas para dotar a la fabricación de una mayor rapidez y eficiencia.

Historia e importancia del olivar

La familia funda en 1840 la Verónica y trata de poner en valor un producto que forma parte de la historia agroalimentaria de la ribera del Queiles y el resto de la Comarca, donde el cultivo del olivar siempre ha tenido un peso económico importante. A la zona se la conoció incluso como la ‘pequeña Andalucía’, hasta que, en 1956, una gran helada acabó con miles de olivos distribuidos a lo largo y ancho de la Comarca. El olivar autóctono resurgió con fuerza a finales de los años 80 y principios de los 90, una vez pasada la crisis de los años 70, en la que muchos países introdujeron otros aceites de semillas relegando al olivo a segundo plano.

En los últimos años se han introducido en la zona otras variedades de oliva como Arbequina, Picual, Arróniz u Hojiblanca. Todas ellas se están adaptando al suelo ribero dando además buenos aceites. Es necesario recordar que el aceite de oliva virgen extra es fuente de salud para el cuerpo humano gracias a sus múltiples y beneficiosas propiedades nutricionales.

Una visita a la Almazara la Verónica, justo detrás de la Catedral de Tarazona (c/ Cariñena, 1) es una excelente oportunidad de conocer de primera mano esta dimensión del aceite de oliva virgen extra, donde les mostraremos gustosamente el proceso de elaboración tradicional del aceite. Además, a partir del 14 de noviembre se abre para llevar a molturar las olivas de los particulares.

Fabricamos aceite, vendemos salud.