Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 05 de julio de 2020
  • Actualizado 06:35

TUDELA

Algunas claves para que las comidas en el trabajo sean lo más saludables posibles y no haya luego que arrepentirse

Algunas claves para que las comidas en el trabajo sean lo más saludables posibles y no haya luego que arrepentirse

El ritmo frenético al que está subido la cultura de hoy en día obliga a pasar más horas entre andamios, ordenadores o consultas, que el que se debería pasar. Esto implica que sean muchos quienes tengan que quedarse en sus puestos de trabajo para comer y tengan que llevarse al trabajo uno de los clásicos de la nuevas generaciones, el ‘tupperware’.

Uno de los errores más frecuentes de las personas que comen fuera de casa es el escaso tiempo que dedican para preparar los alimentos que a mediodía comerán en el trabajo, así como a elegir opciones poco saludables como platos ricos en grasa y postres de alto contenido azúcar. Además de no incluir algunos alimentos claves como son las legumbres ,los pescados, las verduras o las frutas.

A continuación se dan algunas sugerencias que ayudarán a que las comidas en el trabajo resulten saludables y no haya luego que sufrir la dejadez o la ignorancia de comer mal.

Es importante que la bebida antes, durante y después de la comida sea agua. Si tienes sobrecargas, muévete y haz algunos ejercicios de estiramientos.

Cuando comas, que no sea en el escritorio, para que disfrutes del acto de comer y no te sigas trabajando. Cada obligación tiene su momento. Y tampoco tengas prisa por comer, tómate tu tiempo y disfruta de la comida.

Como se citaba antes, no olvides legumbres, pescados, verduras y procura planificar los menús de la semana para comer variado todos los días.

A los menús habría que acompañarlos con un poco de pan integral, hay que  limitar los alimentos fritos a dos veces por semana y guardar la fruta para los postres y las meriendas.