Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 11 de julio de 2020
  • Actualizado 13:14

VILLAFRANCA

Alfonso Mateo reedita en Valtierra su cuarto mandato

Alfonso Mateo reedita en Valtierra su cuarto mandato

El PSN sigue siendo la fuerza mayoritaria en Valtierra, donde Alfonso Mateo se enfrenta a la que será su cuarta legislatura al frente de la alcaldía con un equipo de gobierno joven y equilibrado y pocas caras nuevas. Pese a todo, el panorama ha cambiado ligeramente y el partido gobernante ha perdido votos y un representante que ha pasado a CDN. El tablero municipal se reparte, pues, entre el PSN, que ha obtenido siete concejales; UPN que mantiene los dos que tenía y CDN que ha pasado de uno a dos representantes municipales en el Ayuntamiento valtierrano.

CDN iguala a UPN

Los cuatro ediles que harán oposición al gobierno de Mateo, se estrenan en la política local y serán las caras nuevas de la próxima legislatura. Son José Julián Garcés y Jesús Garcés, por UPN, y Susana López y Óscar Castillejo, por la lista de CDN.

Tras la pérdida de su dominio y respectivos gobiernos de Monteagudo y Villafranca, el PSN aún conserva en la Ribera su feudo más importante, Valtierra. Una población gobernada por los socialistas desde los comicios de 1983 y por el equipo de Alfonso Mateo, desde el año 95, la misma fecha en que la candidatura de los convergentes conseguía hacerse un hueco en el tablero municipal, que no sólo conserva sino que se ha afianzado notablemente tras la reciente cita con las urnas. De tener un sólo representante en el Consistorio desde las elecciones de 1999, CDN ha vuelto a recuperar los dos que tenía al inicio de su andadura, igualándose a UPN y a costa de arrebatar un buen número de sufragios al partido dominante.

El partido socialista ha sido también la fuerza más votada para el Parlamento navarro en la localidad de Valtierra, cuyo número total de votos (889) supera ampliamente al obtenido por UPN (357) y por la lista de Convergencia (298).

Pese a registrar un nivel de participación en los comicios del pasado día 27 superior al 75%, la villa ribera ha registrado a su vez uno de los índices de abstención más elevados (22,54%), a la par que Tudela y Castejón, donde un 27,02% y 24,20, respectivamente, del total del electorado, decidió no ejercer su derecho al voto no acudiendo a las urnas.