Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 26 de octubre de 2020
  • Actualizado 02:17

MURCHANTE

Álex Lasheras, el joven murchantino que despunta en el motocross

Álex Lasheras, el joven murchantino que despunta en el motocross

"Puede que este año nos peguemos todos los fines de semana de viaje, pero si es por Álex, lo hacemos encantados. Él lo disfruta y nosotros también, así que adelante". Lo dice una madre orgullosa de su hijo, Inés Orta, murchantina de 41 años, casada con Sergio Lasheras, también murchantino y de 42. Un matrimonio que, junto con otro grupo de aficionados al motor del municipio ribero, está dando un nuevo impulso al circuito local de motocross. Álex Lasheras Orta, de 8 años y recientemente proclamado campeón navarro de motocross en la categoría SX65, es el hijo de ambos y también uno de los pilotos que más uso da a este circuito. Por él, por su gran futuro en la disciplina, el esfuerzo merece la pena.

El joven Álex comenzó a empaparse del gusanillo de las motos a los 5 años, en buena parte gracias a la afición de sus progenitores. Su primer contacto con la competición se dio en la Escuela de Pilotos Lorenzo Competición, que cuenta con instructores en muchísimos puntos de la geografía nacional. También en Navarra. a partir de ahí, Álex inició un periodo en el que tuvo la oportunidad de experimentar tanto en asfalto como en pista de motocross. Y fue esta última la que más le enganchó. Tanto que se ha centrado en ella cosechando, en este 2016, el Campeonato Navarro de SX65.

El campeonato se inició en marzo de 2016, con pruebas a lo largo y ancho del País Vasco y Navarra. Este domingo 22, en el Circuito de Los Arcos, el joven Lasheras recibió el preciado trofeo de campeón. Un logro que sus propios padres quisieron 'dosificar' de cara al pequeño murchantino. "Era campeón navarro desde algunas carreras antes del final, pero decidimos que lo mejor era no decírselo, sino que cuando todo acabase él mismo se enterara al recibir la notificación de que debíamos ir a recoger la copa. Creemos que tenemos que ir despacio, aunque sea su pasión y él siempre diga que quiere ser piloto", admite su madre.

Álex es un chico inquieto, que, según su progenitora, "te pide pilotar". "Entre semana entrenamos en el circuito de Murchante y muchos fines de semana nos vamos a otros lugares de España, tanto a entrenar como a competir, para que se foguee en otro tipo de entornos", señala Inés Orta. Además del Campeonato Navarro, Álex también ha estado presente en 2016 en pruebas del Campeonato de Cataluña, el de Castilla y León o en carreras de Supercross. "Para este 2017 vamos a ver si podemos adquirir la licencia internacional, que le abriría las puertas de circuitos de otros países de Europa. Le hace ilusión probar en Francia, por ejemplo. Aunque haya muchísimo nivel en Europa, para él será una gran oportunidad de aprender como piloto", añade Orta.

Toda esta vorágine de sensaciones traídas de la mano del motocross las compagina a la perfección con sus estudios en el CP Mardones y Magaña de Murchante. "De momento va bien, siempre le dejamos claro que lo primero es la escuela. Si no van bien las cosas en el cole, no hay moto", afirma su madre con una sonrisa. Lasheras, que compite con el equipo UTR Racing, vive intensamente sus inicios en este deporte con el apoyo incondicional de su familia. "Al final, el estar tantos fines de semana viajando es duro, pero merece la pena. A nosotros nos cuesta menos porque él es nuestro único hijo. Luego ves a otras familias con varios hijos y te das cuenta de que sería diferente, más difícil de llevar. Aun así, hay cosas muy positivas, como el gran ambiente con otras familias o con el entrenador, Iker Uterga, que ya se ha convertido en un amigo. Esas cosas sn bonitas", añade Orta.

De momento, los desplazamientos y las carreras lejos de Murchante seguirán siendo la tónica en 2017. Todo sea por el prometedor futuro del joven Álex.