Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 22:52

TARAZONA

Alcer Navarra pide que la crisis no afecte a las donaciones de órganos

Alcer Navarra pide que la crisis no afecte a las donaciones de órganos

A pesar de la crisis, que podría haber hecho que menos personas en el año 2010 aceptaran donar órganos de sus familiares fallecidos, los primeros datos de este 2011 indican que los españoles están siendo más solidarios, destaca Alcer en un comunicado.



Por ello, en el Día Nacional del Donante, Alcer Navarra invita a los ciudadanos a buscar la página de la asociación en Facebook, en la que "donantes, trasplantados y pacientes les darán muchos motivos para seguir siendo solidarios a la hora de donar órganos".



De esta forma "se quiere resaltar que la crisis que ha golpeado con fuerza muchos países europeos, como por ejemplo Grecia, Portugal, Irlanda o Italia, donde también disminuyeron las donaciones de órganos el año pasado, en España se ha reinvertido", destaca Alcer.



Además, en esa fecha Alcer colocará mesas en la calle para concienciar a los ciudadanos, transmitirles "toda la positividad posible" y la necesidad de "no cambiar nuestro sentido de la generosidad que siempre ha sido estandarte del pueblo español".

Alcer asegura que, gracias a la labor de la Organización Nacional de Trasplantes, España "sigue manteniendo su liderazgo mundial" en este ámbito, pero "son muchos los factores que actualmente se juntan y que pueden afectar a las tasas de donación".



Entre ellos están la disminución de los accidentes de tráfico, la reducción de las causas de muerte encefálica, el descenso de los traumatismos craneoencefálicos debidos a accidentes laborales, las mejoras en el manejo del enfermo crítico al final de la vida e incluso "un dato sorprendente a la hora de hacer estadísticas como es que posiblemente la cifra de población española esté 'inflada' en un millón de personas".



Por estos motivos, Alcer considera que "éste es un momento en el que más que nunca resulta necesaria la solidaridad y la generosidad de la gente".



En ese sentido, la presidenta de Alcer Navarra, Loli Roldán, ha subrayado que "hay momentos duros en la vida en los que hay que saber tomar las decisiones adecuadas teniendo en cuenta que la donación de órganos puede salvar vidas y mejorar la calidad de vida de los enfermos crónicos".



Para que no se reduzcan las donaciones, explica Alcer, es importante dejar claro a la familia la voluntad de ser donante y, además, ser portador de la tarjeta, que permite a médicos y familiares estar informados de la voluntad del fallecido, aunque la misma "no es decisiva".



Según la normativa vigente, la tarjeta de donante es una intención que debe ser corroborada por la familia, porque ésta es la que finalmente concede o no el permiso, aunque según Alcer "está comprobado que ante la presencia del carné de donante pocas familias se niegan a contravenir la voluntad del fallecido".