Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 19 de septiembre de 2020
  • Actualizado 08:30

CABANILLAS

Aceites Sandúa se internacionaliza e implanta sus productos en más de veinte países

Aceites Sandúa se internacionaliza e implanta sus productos en más de veinte países

La empresa navarra Aceites Sandúa ha logrado introducir sus productos en gran parte del mundo gracias a la implantación y desarrollo de un ambicioso plan de exportación e internacionalización puesto en marcha desde hace unos meses. La veterana empresa de Ablitas (Navarra), vende ya sus aceites en países como Estados Unidos, Italia, Holanda, India, Andorra, Dinamarca, República Checa, Finlandia, Polonia, Bélgica y Uruguay. Mientras, en países como Francia, Irlanda y Alemania, donde ya estaban presentes, están ampliando con éxito su cartera de clientes.

“El aceite navarro aún no es muy conocido en el extranjero, por lo que para nosotros es una gran satisfacción estar ahí dando a conocer nuestro aceite fuera de nuestras fronteras”, explica Laura Sandúa. “Nuestra labor ahora es dar a conocer la excelente calidad de los aceites navarros, con el apoyo de las promociones que a nivel nacional está desarrollando la Interprofesional del Aceite de Oliva”, señala la directora de Aceites Sandúa.

En lo que va de año, Aceites Sandúa ha aumentado considerablemente el porcentaje de ventas en exportación, “y nuestro objetivo es terminar 2010 con un 30% de ventas en exportación”, indica Laura Sandúa. “Queremos terminar de completar nuestra implantación en toda la geografía europea e introducirnos con más fuerza en los países americanos”, explica.

En cuanto a los canales de venta, Aceites Sandúa está centrando su expansión en el extranjero principalmente en el sector alimentación y en tiendas gourmet. “El aceite que más demanda tiene es el de oliva virgen extra, del que nosotros ofrecemos tres tipos distintos, procedentes de diferentes variedades de aceituna y los tres con una calidad insuperable”, señala Laura Sandúa.

Fundada en 1975 por Lorenzo Sandúa Macaya, Aceites Sandúa se encuentra ubicada en el sur de Navarra, en la localidad de Ablitas, donde posee unas instalaciones de 3.000 metros cuadrados, tras la última ampliación y modernización llevada a cabo en 2007, y en la que invirtió más de un millón de euros. En 2009, la facturación de la empresa se situó en los 12 millones de euros.

Cambio de imagen

Con una plantilla de unas 20 personas, Aceites Sandúa considera la calidad como su mayor prioridad y para conseguirlo incorporó hace tres años un laboratorio propio en el que sus aceites se someten a rigurosos análisis. Además, cuenta con el apoyo de un laboratorio independiente.

En la actualidad, la empresa está poniendo especial énfasis en los aceites de oliva virgen extra y los dos nuevos monovarietales lanzados recientemente al mercado bajo la marca Capricho Navarro, uno de Arbequina y otro de Empeltre. A estos se añaden la selección de aceites virgen extra de la marca Sandúa, los de oliva, orujo de oliva, girasol, semillas, aceites especiales para freir, etc.