Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 03 de diciembre de 2020
  • Actualizado 14:38
No Fiestas

Los pañuelicos de siempre, en una ceremonia como nunca

Sí, pero no. Sí va a haber la entrega de pañuelicos a los nacidos a lo largo de este último año, pero no va a ser con la tradicional entrega a la que venimos acostumbrados ni tampoco se realizará a lo largo de este mes de julio porque “no tendría sentido suspender las fiestas y celebrar nosotros el primer acto de las mismas; tendremos tiempo de organizarlo bien y de que la mayor cantidad de familiares puedan disfrutar de la entrada de sus niños en la familia santanera”, explicó el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero.

En principio, las fechas que se están barajando para no eliminar del todo este simbólico y emotivo acto festivo se realizará en Tudela, si las circunstancias son favorables para ello, ya que como podemos estar comprobando aún hoy en día la situación es todavía muy variable. Es por ello que desde el consistorio tudelano están trabajando para poder realizar un acto en el que se pueda limitar los aforos, mantener el distanciamiento social y que no haya riesgo de que se produzcan importantes aglomeraciones con grupos de riesgo como son los bebés y los abuelos. 

A finales de mayo, desde el Ayuntamiento de Tudela ya informaron que no se realizaría en las fechas de siempre este acto e instaba a los padres y madres a apuntar a sus hijos nacidos durante el último año para confirmarles que contarían con su primer pañuelico de fiestas, igual que sus generaciones predecesoras. 

Alrededor de 200 familias, algo menos que en ediciones anteriores, se animaron a inscribir a sus respectivos hijos y desde el Ayuntamiento de Tudela ya han encargado un total de 229 pañuelicos que serán bordados con los nombres de aquellos niños y niñas cuyos padres y madres respondieron a esta entrañable convocatoria. 

Este año la imposición del pañuelico será más simbólica que nunca y tendrán que esperar a estrenarlo durante el periodo festivo,  pero que no se preocupen y guarden bien el pañuelico, que todo llega y el año que viene lo podrán estrenar.

Dos ubicaciones diferentes

La imposición de pañuelicos se hacía en el patio de Castel Ruiz, pero debido a la gran cantidad de gente que participaba cada año se optó por trasladar este acto a la plaza de la Consticución en el 2013.

Los pañuelicos de siempre, en una ceremonia como nunca