Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 21 de septiembre de 2019
  • Actualizado 11:09

¡Vale de tópicos!

Se acercan las elecciones del 20-D y parece como si sólo tuviéramos la opción de elegir entre ‘perro-flautas’ o ‘mea-misas’... ¿No hay gente normal por ahí? Pues claro, pero interesa hacer de todo una caricatura para que todo cambie para que todo siga igual...

Del mismo modo, fastidia que cuando uno razona o argumenta lo llamen ‘facha’, o que cuando plantea alternativas o desea cambiar las cosas desde el fondo lo tachen de ‘rojo’. E igualmente chirría que lo consideren ‘etarra’ por ver y entender que el euskera forma parte de Navarra... Son los tópicos, que bien alimentados, como se encuentran, logran siempre alcanzar el mayor de los éxitos: el inmovilismo colectivo más total y absoluto para, ¡qué paradoja!, beneficiar a los que se encuentran al margen disfrutando del sarcasmo que produce lo ínfimo del nivel de la discusión y la falta de altura de miras a que conduce esta porquería de debate de los principios unívocos. De las ideas, las apuestas, los criterios y los proyectos, ya veremos cuándo se comienza a hablar. Y más vale que sea pronto, porque a este modelo occidental se le está acabando el tiempo, sin duda ninguna.

Mariano N. Lacarra

Director