Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 21 de septiembre de 2019
  • Actualizado 21:13

Populismo y vida real, enfrentados

Populismo y vida real, enfrentados

Ban Ki-Mun, Secretario General de las Naciones Unidas, en la recta final de su mandato, se quejaba el otro día ante la Asamblea General de la ONU del avance de los populismos en el mundo.

En su intervención, acusó a muchos líderes políticos de actuar con egoísmo, de querer retener el poder a toda costa y, más allá de esta triste realidad que compartió con él un Barack Obama ya en retirada, queda esperar que cada persona, cada ser humano, en sus adentros, sepa encontrar la guía que permita triunfar a la razón y al bien para evitar ese mal tan generalizado, tendencia mundana que nos arrastra y ningunea, destrozándonos.

Por contra, existe no sólo la tentación sino el empuje permanente que arrastra a cada ser hacia el sinsentido de los eslóganes y las reflexiones cortas y maniqueas. Y desgraciadamente éstas suelen triunfar y más, si tenemos presente que nos educan y alimentan vaciándonos de espíritu y alienándonos por doquier. Dado que es más fácil aprender y repetir un catecismo de simplezas que una biblia de reflexiones que te permitan ser más persona con identidad, y vida real, que cromo y número de una serie repetida.

Así, en estos tiempos, la batalla está servida. A las personas de verdad, puras y simples, se enfrentan los espejismos que suponen los modelos prefabricados que nos venden y potencian que emulemos para, he aquí la trampa, poder manipularnos como títeres y utilizarnos como esas marionetas sin sentimientos que necesita el poder y el Estado. ¡Seamos personas y seamos libres!

Mariano Navarro Lacarra

Director